Empresas y finanzas

ACS vende a Brookfield el 80% de su participación en el Hospital de Toledo por 59,3 millones

ACS ha vendido al fondo de infraestructuras canadiense Brookfield el 80% de su participación en la concesionaria y en la operadora del Nuevo Hospital de Toledo y en la operadora, de manera que rebaja su posición del 33,3% a casi el 26,7%. El importe de la transacción alcanza los 59,3 millones de euros -el valor del 100% asciende a 401 millones de euros-, con unas plusvalías de entre 25 y 30 millones para el grupo de infraestructuras. La compañía que preside Florentino Pérez, cuya decisión de desprenderse de esta participación adelantó elEconomista el pasado mes de abril, sigue así los pasos de Acciona y OHL, que meses atrás también traspasaron sus acciones en el hospital toledano.

La venta del Nuevo Hospital de Toledo por parte de ACS se enmarca en su estrategia de rotación de activos maduros. La compañía encabezada por el también presidente del Real Madrid participa en esta concesión a través de su filial Iridium. Brookfield, por su parte, refuerza su cartera en el negocio de concesiones en España, después de cerrar hace dos años la compra de varios activos del fondo holandés DIF Capital Partners, entre los que figuraban el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), la línea 9 del Metro de Barcelona y tres intercambiadores de la capital española (Plaza de Castilla, Príncipe Pío y Avenida de América).

La operación acordada por ACS y Brookfield, que instrumenta la compra a través del vehículo BSIP Spain HoldCo, está sujeta a las autorizaciones pertinentes en este tipo de transacciones.

Inaugurado por los Reyes el pasado 16 de noviembre, está considerado el mayor complejo hospitalario de Europa y dará servicio a más de 434.00 habitantes de 116 municipios de la provincia de Toledo. Dispone de 853 camas, 250 locales de consultas externas y gabinetes de exploración y 25 quirófanos, entre otras instalaciones; además de contar con un helipuerto y más de 1.800 plazas de aparcamiento.

OHL, Acciona y ACS se adjudicaron en UTE (unión temporal de empresas) la construcción y gestión en los servicios no clínicos del hospital, por encargo del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), hasta el año 2045. La inversión del proyecto asciende a ?320 millones de euros.

OHL vendió a DIF su 33,3% en el Hospital de Toledo por 74,6 millones de euros la pasada primavera, con unas plusvalías para la constructora que preside Luis Amodio de entre 45 y 50 millones de euros. Unas semanas antes, Acciona también culminó el traspaso de su 33,3% en el hospital de la capital castellano-manchega al fondo francés Meridiam, dentro de una operación superior que abarca otras siete concesiones (tres hospitales más, dos autovías, una infraestructuras de agua y un edificio universitario).

Desinversiones de ACS

ACS añade esta desinversión a las acometidas en el último año, entre las que destacan la venta del grueso de su división de servicios industriales al grupo galo Vinci -operación que aún ha de cerrarse, lo que se prevé para antes de finalizar el presente ejercicio-, el 75,01% de las plantas fotovoltaicas en España a la compañía energética portuguesa Galp, y el 50% de la empresa de servicios mineros australiana Thiess al fondo estadounidense Elliot.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.