Empresas y finanzas

La denuncia de Cedro contra Google también puede impactar en 'Windows 11'

  • La asociación que defiende los derechos de los editores acusan a Discover de abuso de posición
  • Microsoft incorporará un agregador de noticias en su nuevo sistema operativo
Sundar Pichai, consejero delegado de Google

"Mozart vivía en la miseria por no tener derechos de autor". La cineasta Ángeles González-Sinde, ex ministra socialista de Cultura, tenía claro que la industria de los contenidos languidecía por culpa de la apropiación indebida e indiscriminada del talento ajeno. De poco o nada sirvieron sus denuncias hasta que Netflix, HBO y Amazon Prime salieron al rescate de los cineastas con un modelo de negocio que disuadía el fraude. La tecnología del 'streaming' y sus precios populares orillaron a los piratas.

Mientras tanto, el negocio de las publicaciones periodísticas choca con los intereses de Google, gigante que a finales del año pasado había regateado más de 1,1 millones en concepto de derechos de propiedad intelectual a los socios del Centro Español de Derechos Reprográficos (Cedro), la asociación sin ánimo de lucro de autores y editores de libros, revistas, periódicos y partituras, editadas en cualquier medio y soporte.

Días atrás trascendió la demanda de Cedro contra Google, ante la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) por abuso de posición en el mercado de la agregación de noticias y en el de la publicidad digital. Esta denuncia, que conlleva la petición a la CNMC de la apertura de una investigación por diversas infracciones, ha sido presentada "para que los autores y editores de noticias no se vean perjudicados por las prácticas que consideramos abusivas y de posición dominante de Google y que deterioran la independencia, pluralidad y libertad de prensa", según ha explicado a través de un comunicado Jorge Corrales, director general de Cedro. Las consecuencias del impacto de Discover en el ecosistema se considera "dramáticas" para la diversidad de prensa y los valores democráticos de un país, "puesto que esta plataforma está sustituyendo en la cadena de valor del sector periodístico el papel que desempeñan los editores, tanto en su dimensión publicitaria como, ahora, en la difusión de contenidos y sus ingresos correspondientes", apuntan desde Cedro.

Desde Google, según explican a elEconomista, el gigante online no puede hacer ninguna declaración sobre la denuncia ya que "no hemos recibido ninguna notificación oficial por parte de la CNMC y no hemos visto los detalles de la misma. Sin embargo, como hemos declarado en múltiples ocasiones a Cedro, 'Discover' no es un agregador de contenidos (sino un servicio de búsqueda general en la web de cualquier tipo de contenido que pueda interesar a un usuario, no sólo de los editores de noticias). Además, Google ya es uno de los mayores apoyos financieros del periodismo en el mundo y nuestros productos y herramientas publicitarias facilitan que los editores ganen dinero en Internet".

Por otra parte, esta denuncia se suma a otra anterior, presentada en noviembre de 2020 ante los juzgados mercantiles de Madrid, con la reclamación del abono de los derechos de propiedad intelectual derivados de la agregación, por parte de 'Google Discover', de fragmentos de noticias de diferentes ediciones digitales de periódicos y de otras publicaciones. "Hasta la fecha, el buscador se niega a remunerar a los editores de periódicos y revistas por la utilización de los artículos en su agregador, incumpliendo lo establecido en el artículo 32.2 de nuestra Ley de Propiedad Intelectual", explica Corrales. Asimismo, añade que esta situación perjudica directamente al resto de agregadores que sí cumplen la ley y remuneran a los editores de periódicos. La actuación de Google iría claramente en contra de la libre competencia". Es el caso de la surcoreana Samsung y la china Huawei, a través de las aplicaciones Upday y Squid, respectivamente, ya pasan por caja de los editores por ofrecer las noticias de los principales medios a los móviles de sus clientes.

Los gestores de copyright estarán vigilantes ante los futuros movimientos de Microsoft

El siguiente en la lista será el Windows 11. De hecho, las miradas apuntarán en los próximos meses a Microsoft, compañía que prevé incorporar su propio 'feed' de publicaciones para que los usuarios puedan seguir aquellas noticias y temas de su interés, siempre de forma personalizada y automática. La novedad promete guardar un parecido extraordinario con el 'Discover' de Google, disponible en todos los teléfonos Android. Ante esas expectativas, los gestores de copyright estarán vigilantes ante los futuros movimientos de Microsoft en este terreno. Por lo pronto, la compañía de Seattle ya está sobre aviso sobre las condiciones legales de su servicio incluido en el Windows 11.

Todas las reclamaciones se fundamentan en el artículo 32.2 de la Ley de Propiedad Intelectual. "Esta disposición establece que estas compañías no necesitan autorización de los titulares de derechos para desarrollar esta actividad, en el caso de que cumplan los requisitos establecidos en este artículo. Sin embargo, deben abonarles una compensación que se hará efectiva a través de la entidad de gestión correspondiente, en este caso, Cedro", según recuerda la asociación.

Las mismas fuentes recalcan que la seguridad jurídica que brinda esta "regulación a las empresas que desarrollan su negocio a través de la agregación de contenidos proporciona, a su vez, transparencia y equilibrio en el sistema y una compensación justa para los titulares de derechos".

En la denuncia interpuesta por Cedro contra Google se reclama un paso insatisfecho de los referidos 1,1 millones de euros, lo que viene a ser una estimación de la deuda de la compañía de Mountain View. La cifra exacta resulta complicada de precisar, "una vez que para conocer la cantidad real adeudada por este agregador es necesario que esta empresa facilite los datos efectivos de uso de contenidos, lo que podría llevar a reclamar más de 14 millones de euros".

La denuncia de la asociación de editores españoles se ha unido a otros procesos similares promovidos por los titulares de derechos en países como Francia, Australia y Estados Unidos.

Además, las mismas fuentes señalan que antes de acudir a los juzgados, Cedro ya había reclamado en reiteradas ocasiones a Google el pago de derechos de autor por la agregación de contenidos que efectúa 'Google Discover' desde su lanzamiento a finales de 2016. El perjuicio de los afectados -entre ellos, editores de periódicos y revistas- ha ido creciendo desde aquella fecha, como también ocurrió con el servicio News. En todos los casos, los usuarios reciben gratuitamente en las pantallas de sus dispositivos una selección de noticias basadas en el historial de búsquedas e intereses de los usuarios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin