Empresas y finanzas

España permitirá la entrada de cruceros a partir del 7 de junio

  • Desde el Gobierno consideran que esta actividad "se producirá con seguridad"

El Gobierno permitirá a partir del 7 de junio el atraque de cruceros internacionales en puertos españoles, según una resolución de la Dirección General de la Marina Mercante publicada este sábado en el BOE. Queda así sin efecto la prohibición de la entrada de este tipo de buques establecida hace casi un año en una resolución del 23 de junio de 2020.

El Gobierno señala que ahora es ya posible recuperar esta actividad debido a "la evolución positiva en las últimas semanas de la pandemia a nivel europeo, de donde proceden la mayoría de los pasajeros de cruceros internacionales con escala en puertos españoles, así como al aumento de las coberturas de vacunación contra el SARS-CoV-2 y la disminución del nivel de riesgo de las comunidades autónomas con puertos susceptibles de recibir este tipo de buques".

A juicio del Ejecutivo, se considera que esta actividad "se producirá con seguridad, tanto para los pasajeros de los cruceros como para la población de las localidades donde están ubicados los puertos que visitan", tal y como recoge Servimedia.

El Ministerio de Sanidad ha elaborado una guía de 'Medidas sanitarias para el restablecimiento de los cruceros internacionales', que deberán adoptar estos buques que quieran visitar puertos españoles.

"Excelente noticia" 

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, calificó este sábado de "excelente noticia" la decisión del Gobierno de levantar a partir del 7 de junio la prohibición de entrada de cruceros internacionales a puertos españoles.

Maroto manifestó en las redes sociales que esta medida contribuye a "recuperar la normalidad de toda la cadena de valor del turismo con todas las medidas de seguridad sanitaria".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.