Empresas y finanzas

Sanidad rechaza financiar el nuevo tratamiento de Grifols

  • El Ministerio alega que existen incertidumbres sobre su valor terapéutico...
  • ...y considera que tiene un precio alto

El Ministerio de Sanidad ha decidido rechazar la financiación pública del nuevo tratamiento de Grifols, Tavlesse, indicado para la trombocitopenia inmunitaria (TPI) crónica. Según el acta de la última reunión de la Comisión Interministerial de Precios, a la que ha tenido acceso este periódico, se acordó la "no inclusión de este medicamento en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud, teniendo en cuenta las incertidumbres respecto a su valor terapéutico y criterios de racionalización del gasto público e impacto presupuestario".

Los técnicos del Ministerio explican en la citada acta que ni mejora los tratamientos actuales ni se acomoda en precios a las alternativas existentes, que, según afirman, son hasta diez veces más baratas. "Ha demostrado conseguir una respuesta plaquetaria modesta en comparación con placebo en los ensayos pivotales, no existiendo evidencia sólida sobre su impacto en variables relevantes como el tiempo hasta respuesta, duración de la respuesta, reducción del tratamiento concomitante, de necesidad de medicación de rescate o calidad de vida relacionada con la salud. El coste incremental con respecto a los tratamientos habituales recomendados por las diferentes guías de práctica clínica, si bien se trata de un uso fuera de ficha técnica, es más de diez veces superior", aseveran.

La farmacéutica, consultada por este elEconomista, no tira la toalla y mantiene que las conversaciones siguen abiertas. "Mantenemos nuestro compromiso de que Tavlesse pueda estar disponible para los pacientes españoles lo más pronto posible", dicen. Además, recuerdan que el medicamento está financiado en Reino Unido y Alemania y que la Comisión Europea dio su visto bueno en enero de 2020. "Se prevé un lanzamiento por fases en el resto de Europa durante los próximos 18 meses", añaden.

Este medicamento no es de la cartera propia de la farmacéutica catalana, sino que compró la licencia de explotación para Europa y Turquía a Rigel Pharmaceutical. Ahora, Grifols deberá sentarse de nuevo con el Ministerio en busca de un precio que convenza a las autoridades sanitarias.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Foñito
A Favor
En Contra

Más idiotas no podemos ser los españoles, pagamos a una empresa que apoya públicamente y financiando el independentismo catalán

Puntuación 0
#1