Empresas y finanzas

Iberdrola casi quintuplicó las pérdidas de su negocio nuclear en 2020

Foto: Archivo

Iberdrola Generación Nuclear, la sociedad que agrupa los intereses nucleares del grupo energético, registró unas pérdidas 240 millones de euros en 2020, multiplicando así casi por cinco los 'números rojos' de 50,3 millones de euros del ejercicio anterior.

Con estas pérdidas de 2020, el grupo energético acumula con el negocio nuclear su octavo ejercicio consecutivo en negativo y suma unos 'números rojos' de casi 1.500 millones de euros desde 2013.

Desde su constitución a finales de 2012, Iberdrola Generación Nuclear ha acumulado año tras año pérdidas, hasta llegar a esos más de 1.496 millones de euros. Así, en 2013 la compañía perdió 232,6 millones de euros, en 2014 los 'números rojos' fueron de 311,39 millones de euros, en 2015 de 221,78 millones de euros y en 2016 y 2017 de 309,3 millones de euros y 110,87 millones de euros, respectivamente.

En 2018 y 2019, la sociedad de Iberdrola había conseguido contener sus pérdidas, con unos 'números rojos' de 20,19 millones de euros y 50,3 millones de euros, respectivamente, aunque en 2020 se volvieron a disparar.

En las cuentas remitidas al Registro Mercantil a las que tuvo acceso Europa Press a través de 'infoempresa.com', Iberdrola Generación Nuclear destaca que el margen bruto ascendió a 738,31 millones de euros, un 27% inferior a los 1.009,22 millones de euros de 2019.

Por su parte, el ingreso unitario en 2020 de la sociedad fue de 34,9 euros por megavatio hora (MWh), frente a los 47,9 millones de euros del ejercicio anterior.

490 millones en tributos

La sociedad señala así que el margen bruto "es insuficiente" para cubrir las partidas de amortizaciones (291 millones de euros) y de tributos, que se elevaron en 2020 hasta los 490 millones de euros, frente a los 469 millones de euros del ejercicio anterior, así como los costes operativos y financieros.

En concreto, esa cifra de tributos soportada por la sociedad representa el 58% de los 847,31 millones de euros de su cifra de negocio y un 66% del margen bruto.

De esta partida en tributos de 490 millones de euros, un total de 1207 millones de euros correspondieron a la Tasa Enresa -la compañía pública que gestiona residuos nucleares-, 125 millones de euros al impuesto sobre residuos, 59 millones de euros al impuesto sobre producción, 68 millones de euros a ecotasas y 29 millones de euros a otros conceptos de impuestos.

La revisión al alza del 19% en la prestación que pagan los titulares de las centrales nucleares por la gestión de sus residuos nucleares y del combustible gastado a Enresa, que fue aprobada a finales de 2019, supuso para la sociedad el año pasado un mayor coste de 38 millones de euros.

Iberdrola cuenta con participaciones en las centrales nucleares de Almaraz I y II (53%), Trillo (49%), Cofrentes (100%), Vandellós (28%) y Ascó II (15%).

La producción de la sociedad en el ejercicio 2020 ascendió a 24.257 gigavatios hora (GWh), un 3% superior a la del año anterior. Las principales inversiones durante el pasado año ascendieron a 88 millones, de los que se destinaron 33,3 millones a recargas de combustibles de los distintos grupos.

En 2019, la compañía ya adecuó la vida útil de sus centrales nucleares al acuerdo de calendario que alcanzaron las empresas propietarias de las centrales y Enresa, pasando a un promedio de 44-47 años, frente a los 40 años que consideraba anteriormente.

Según el calendario fijado para la clausura del parque nuclear, Almaraz I será la primera central en cerrar, en noviembre 2027, seguida de Almaraz II, que lo hará en octubre 2028. Posteriormente lo harían Ascó I (octubre de 2030), Cofrentes (noviembre de 2030), Ascó II (septiembre de 2032) y Vandellós (febrero de 2035). El fin a la nuclear en España se completaría en mayo de 2035, con la clausura de Trillo.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Bueno, bueno, menos lobos que ya veremos si de verdad se cierran las nucleares...porque ahora esa es la moda, pero de aquí a unos años, ya veremos, que todo puede cambiar mucho, porque la realidad de las cosas es siempre muy tozuda y termina por imponerse de forma contundente.

(Como pasa siempre con estas empresas, el caso es llorar y llorar, siendo nuestra electricidad, una de las más caras y con más IVA de Europa).

Puntuación 6
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Amanda
A Favor
En Contra

Un claro error. La nuclear, aún no siendo perfecta, debe jugar un papel calve en la descarbonizacion y como carga base de las por desgracia inestables renovables (aunque no tanto, que ahí está la hidroeléctrica).

Una lástima la demagogia que tiene la nuclear a su alrededor

Puntuación 14
#2
Usuario validado en elEconomista.es
profundo sur
A Favor
En Contra

Mientras no se desarrolle la acumulación de energía vía hidrógeno, hay que mantener centrales nucleares, de noche sin solar y un día sin viento qué produce España? La única opción es comprar energía s Francia (nuclear) o el desabastecimiento

Eso significa subvencionar centrales de respaldo del sistema que solo funcionan cuando no hay renovables en producción, eso o apagones más o menos controlados

Puntuación 5
#3
Purocuento
A Favor
En Contra

Puro cuento . Recibiran 21000 millones de euros (fondos derecuperacion delcovid) de los contribuyentes directos a sus bolsillos..con el 85% de sus actividades economicas y filiales en paraisos fiscales... la pobreza energetica en Media España y la economia hundida por no poder competir exportar ni ser rentable con los precios maximos de la electricidad que se imponen desde los despachos de industra.lo s residuos nucleares y sus multimillonarios tratamientos los pagan los contribuyentes directamente,,como todo los beneficios para bancso accionistas mafias multinacionales y especuladores

Puntuación -1
#4