Empresas y finanzas

GSK, Lilly y Roche cogen a Gilead el testigo contra el covid

  • Ultiman nuevos medicamentos y acceden a un mercado de 6.000 millones al año

Europa está a las puertas de incorporar una nueva arma contra el coronavirus. Más allá de las vacunas, que evitan el contagio, contar con un arsenal terapéutico completo exige tener fármacos que traten la enfermedad, sobre todo ahora que proliferan los casos de Covid persistente. Hasta ahora, el tratamiento más usado ha sido la unión de un antiguo corticoide llamado dexametasona junto a la innovación que puso en el mercado Gilead hace poco menos de un año: el antiviral remdesivir. Sin embargo, la Agencia Europea del Medicamento tiene en revisión en tiempo real (igual que hace con las vacunas) a cuatro medicamentos, más uno que ya ha pedido la autorización de comercialización.

Las compañías que van a liderar esta nueva remesa de soluciones contra el coronavirus son Lilly, Roche y GSK, a las que habría que añadir la surcoreana Celltrion. La principal novedad de los tratamientos de estas farmacéuticas respecto al estándar actual es que no son antivirales, sino anticuerpos monoclonales. Este nuevo tipo de medicamentos, descubiertos hará una década por los departamentos de investigación de los laboratorios, se han utilizado hasta ahora para el cáncer.

Su mecanismo de acción, grosso modo, es una estimulación del sistema inmune del organismo para protegerse de amenazas. En el caso del cáncer, se ha utilizado para vencer a aquellas células cancerígenas antes de que su progresión sea incontrolable. En el caso del coronavirus, estos anticuerpos tienen como principal objetivo taponar la entrada del coronavirus en las células a través de la proteína Spike.

La eficacia demostrada en los ensayos clínicos por estos medicamentos superan al alcanzado por remdesivir en el momento de su aprobación, el pasado 3 de julio. El medicamento de Roche ha demostrado una reducción de infecciones sintomáticas del 81%. El de GSK reduce en un 85% el riesgo de hospitalizaciones y muertes.

La incógnita aún es el precio que tendrán estos nuevos medicamentos. Artículos de revistas científicas han publicado que el coste de fabricación de un gramo de estos anticuerpos monoclonales es de 50 euros, pero lo que falta por saber es qué cantidad se necesitará para ser efectivos. El ensayo de GSK (que trabaja en el proyecto con la farmacéutica VIR) explica que compara la eficacia con 500 miligramos, el de Roche (que trabaja con Regeneron y es una mezcla de dos anticuerpos), ha utilizado en ensayo clínico una pauta de 1.200 miligramos. Por último, Lilly, quien también combina dos principios activos, ha ensayado con una cantidad de 2.100 miligramos. En cualquier caso, esto es solo un indicador y el precio final se regirá por más parámetros, como por ejemplo la negociación a nivel de país.

Lo que sí está más definido es el mercado al que accederán estas terapias. Para ello hay que comprobar la evolución de las ventas del único antiviral hasta ahora aprobado: remdesivirm, de Gilead. Durante el último trimestre de 2020, la compañía comunicó unas ventas de 1.938 millones de dólares a nivel mundial. En los primeros tres meses de este año han sido 1,456 millones.

Como ya adelantó elEconomista, este año es el último en el que se espera un auge en las ventas. A partir de 2022 comenzará el declive de estos medicamentos. En ese año las ventas se reducirán en un 50% pero, además, en los ejercicios siguientes se irán reduciendo paulatinamente hasta ser residuales.

Apuestas españolas

En España también hay dos proyecto de terapias para paliar los efectos del coronavirus. PharmaMar trabaja con aplidina en reclutar a los pacientes necesarios para poder realizar el último ensayo clínico antes de la aprobación del medicamento. El fármaco se ha usado hasta ahora contra el cáncer, pero a comienzos de la pandemia la compañía observó que su mecanismo de acción lo convertía también en un antiviral. Ahora, tras los ensayos preclínicos y los primeros clínicos, los datos avalan que tiene potencial como tratamiento contra el coronavirus y los resultados de este último ensayo se conocerán a lo largo del verano.

Por su parte, Grifols también trabaja en una terapia con plasma de pacientes contagiados con el objetivo de ser incluso una terapia de prevención contra el virus, similar a lo que se consigue con una vacuna. La compañía catalana está ultimando el ensayo clínico de Fase III y prometió resultados en primavera. Por tanto, este medicamento podría comenzar su andadura hace la comercialización a lo largo de este mes o junio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin