Empresas y finanzas

Luis Cediel (EsPlásticos): "El nuevo impuesto al plástico supone gravar dos veces productos esenciales"

  • "Queremos abrir una pequeña grieta en los prejuicios sobre los plásticos"
  • "Hemos desarrollado materias primas fósiles recogiendo el CO2 de la atmósfera"
  • "Desde 2017 en España se recicla más de un millón de toneladas de residuos"
Luis Cediel, portavoz de EsPlásticos y director general de la Asociación Española de Industriales de Plásticos (Anaip)

Con la reciente apertura del Museo del Plástico, ubicado en Madrid, la asociación EsPlásticos pretende hacer entender a la sociedad de una forma más visual todo lo que los plásticos pueden aportar al hacerse un uso correcto de los mismos y los problemas que pueden surgir cuando no se gestiona bien un residuo o se hace un uso irresponsable de él. Luis Cediel, portavoz de EsPlásticos y director general de la Asociación Española de Industriales de Plásticos (Anaip), confía en poder abrir una pequeña grieta en los prejuicios habidos y por haber sobre la industria de los plásticos.

P. ¿Qué opinión tienen sobre el nuevo impuesto del plástico de 0,45 euros por kilo para envases de un solo uso?

R. Compartimos el objetivo general de reducir los residuos abandonados en el medio ambiente y fomentar la Economía Circular, tal y como demuestran los grandes avances y esfuerzos realizados por el sector industrial y los diferentes compromisos adquiridos en materia de sostenibilidad y circularidad por los sectores implicados. A su vez, rechazamos el impuesto al plástico por considerarlo ineficaz para reducir la cantidad de residuos y el depósito en vertedero, además de disminuir y debilitar la competitividad de toda la industria española y suponer un doble gravamen sobre productos esenciales, que ya pagan un punto verde por la correcta gestión de sus residuos, y que acabará repercutiendo en el bolsillo del consumidor.

P. ¿A qué se debe la mala fama de los productos plásticos?

R. El problema que tenemos hoy en día se está enfocando mal. Desde el sector de los plásticos reconocemos que hay algo que no se está haciendo bien, que hay un problema, nosotros también tenemos familia y queremos dejar un mundo lo mejor posible para las generaciones venideras, pero este no es solo nuestro, sino de todos y cada uno de los residuos que son abandonados: cartón, vidrio, metal, de papel... Hay un mayor ensañamiento con el plástico porque este flota y se queda en la superficie del mar, por lo que es más visible, pero este proviene en un porcentaje muy elevado de los países asiáticos -concretamente China, Filipinas, Tailandia, Vietnam e Indonesia- donde no hay ningún sistema de recogida de los residuos y el incremento de consumo ha sido brutal en los últimos años. Toda Europa contribuye solo en un 0,28% a la basura marina. En España, desde 2017, estamos reciclando mecánicamente más de 1 millón de toneladas. Probablemente seamos el país europeo que más aporta en este sentido.

P. ¿Qué solución tienen desde EsPlásticos?

R. La solución para cambiar los prejuicios que se tienen por no tener la información adecuada se encuentra mediante la sensibilización, la educación y la concienciación, que es lo que buscamos mediante proyectos como el del Museo del Plástico. El plástico no mata, todo lo contrario, ha sido el material que más ha contribuido en los últimos 100 años a tener el actual nivel de calidad de vida.

P. ¿Qué aporta el sector de los plásticos a la sociedad?

R. Muchas veces se le echa la culpa al sector de los plásticos del cambio climático, y, todo lo contrario, ya que, si no fuera por los plásticos, el cambio climático sería irreversible. Por ejemplo, nos achacan que consumimos materias primas, fósiles, no renovables como el petróleo, y es verdad que lo hacemos, consumimos entre un 4-5% de la extracción total de petróleo, pero es que con ese porcentaje somos capaces de ahorrar un 20-25% de consumo de combustible, ya que hemos conseguido rebajar el peso de los automóviles o de los aviones en un 35%. Es decir, que cuanto más plástico consumimos, más ahorramos y menos emisiones de CO2 generamos. Además, hemos desarrollado materias primas fósiles que no provienen del petróleo, como por ejemplo la alternativa de los bioplásticos o un proyecto en el que estamos trabajando y que con suerte estará en breve, que consiste en recoger las moléculas que componen el CO2 de la atmósfera, principal causante del efecto invernadero y la creciente subida de las temperaturas del planeta, y convertirlas en combustibles o materias primas vírgenes. Seguimos trabajando también en la economía circular y la sostenibilidad.

P. ¿Qué impacto económico tiene este sector en el país?

R. Significa un 21% de la industria manufacturera del país. A términos de PIB suponemos un 2,7%. Las poco más de 3.000 empresas que conforman el sector son principalmente pymes, con una plantilla de 22-24 empleados de media. Generamos 93.000 empleos directos y unos 250.000 indirectos e inducidos. Además, nuestra industria está muy distribuida por toda España.

P. ¿Qué demandan a la Administración?

R. Hace más de veinte que años que salió la ley de envases y embalajes domésticos. En este Real Decreto se nos obligaba a montar un sistema de recogida. Aquí nació Ecoembes. La propia industria ha sido la que por ejemplo ha ido impulsando el actual sistema de recogida de residuos agrícolas. Somos más de 3.000 empresas, y es muy difícil organizarlas sin el apoyo de la Administración en forma de regulaciones. Solo hemos recibido prohibiciones, lo cual nos parece algo precipitado pero que aun así respetamos y en ciertos aspectos compartimos, habiendo cumplido más que al 100% lo dictado.

P. ¿Qué objetivos tiene la industria plástica?

R. Ahora tenemos objetivos muy ambiciosos, además de trasladar a la sociedad otra visión sobre los plásticos y abrir un debate honesto, sincero, con evidencias científicas, como por ejemplo hacer de 10 millones de toneladas de residuos plásticos materiales reciclados para poder incorporarlos a productos finales, acabados y España tiene ya cubierto ese porcentaje con creces, pero creemos que se puede llegar a mucho más y estamos en ello.

P. Una vez se clausure el museo, ¿qué va a pasar con todos los materiales empleados en su construcción?

R. Abrimos las puertas el día 8 de mayo y lo mantendremos abierto hasta el día 17, día mundial del reciclaje, donde se llevará a cabo un proceso de desmontaje para después reutilizar y reciclar todas sus piezas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.