Empresas y finanzas

Enagás promueve la construcción de dos barcos para suministrar GNL en España en 2023

Enagás coordina, actualmente, tres de los siete proyectos impulsados por la Estrategia LNGhive2 -liderada por Puertos del Estado y cofinanciada por la Comisión Europea-, dirigida a desarrollar una infraestructura segura y eficiente para el uso del GNL como combustible alternativo, principalmente en el sector del transporte marítimo en la Península Ibérica, y garantizar el suministro de combustible a buques (bunkering) en los puertos. Si quieres estar al día de las noticias y proyectos más relevantes del sector, suscríbete a la revista digital elEconomista Energía

Estos siete proyectos representan, en su conjunto, cerca de 250 millones de euros de inversión por parte de 49 socios, de los que 59 millones corresponden a la cofinanciación europea a través del programa de ayudas al transporte 'Connecting Europe Facility (CEF)'' Concretamente, las tres iniciativas de Enagás, cuyo plazo de ejecución finaliza en 2023, recibirán financiación por valor de 22 millones.

El más avanzado de los tres proyectos es el LNGHIVE2: Infrastructure and Logistics Solutions, de 14 millones de euros de inversión total, de los que cerca de tres millones proceden de fondos europeos. Por un lado, contempla la adaptación de las plantas de regasificación de Enagás en Huelva y Sagunto (Valencia) para ofrecer servicios de bunkering de GNL, cuya finalización e inicio de pruebas están previstos durante 2021. Dentro de esta iniciativa, también está previsto para este año el desarrollo de un sistema de suministro a barcos desde varios camiones cisterna (multitruck-to-ship) para ofrecer mayor caudal de bunkering de GNL en el entorno del Puerto de Huelva.

Asimismo, forman parte de este proyecto la conversión de una locomotora de mercancías de tracción diésel a GNL, cuya ejecución está prevista en los próximos meses; así como la construcción de una estación de GNL en la terminal ferroviaria de Majarabique (Sevilla) para suministrar esta energía a camiones y a la locomotora de gas licuado que opera en un corredor verde de mercancías entre Sevilla y Huelva, y que se iniciará en el cuarto trimestre de 2021.

Proyectos en Algeciras y Barcelona

Junto a la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, y a través de su filial Scale Gas, la compañía que preside Antonio Llardén impulsa un segundo proyecto destinado a la construcción y puesta en operación en 2023 de una barcaza con capacidad de almacenamiento de 12.500 metros cúbicos de GNL para el suministro de este combustible en el puerto de Algeciras, el primero del país en volumen de actividad, con más de 100 millones de toneladas anuales de mercancías. La iniciativa está financiada con 11 millones de euros.

Una vez operativo, el barco utilizará la terminal de Enagás en Huelva para cargar el gas licuado que, posteriormente, suministrará directamente a consumidores finales o con el que recargará gabarras para el suministro a barcos más pequeños atracados en el puerto de Algeciras, lo que convertirá a este emplazamiento en referente europeo en bunkering de GNL en el Estrecho de Gibraltar.

Fue en 2012 cuando el Puerto de Algeciras realizó el primer suministro de GNL como combustible para barcos de España mediante camión cisterna, una modalidad de bunkering de GNL llamada Truck to Ship (TtS). En 2020, se han realizado siete operaciones de este tipo y se ha abastecido un 300% más de GNL a barcos que en 2019. El nuevo barco permitirá realizar bunkering de GNL de barco a barco o Ship to Ship (StS) en el propio puerto.

El tercer proyecto promovido por Enagás -a través de Scale Gas- junto a la empresa de transporte internacional Knutsen OAS Shipping AS, pretende tener listo, antes de finales de 2022, un nuevo barco para el abastecimiento de GNL, el primero que se construye en España, con una capacidad de almacenamiento de 5.000 metros cúbicos. Los trabajos para su construcción, que se están llevando a cabo en los astilleros Armon (Gijón), avanzan favorablemente. Hace tan solo mes y medio, tuvo lugar la ceremonia de puesta de quilla del buque.

El nuevo barco, de casi 93 metros de eslora, unos 17 metros de manga y un calado de 4,25 metros, se sumará a las 15 barcazas que ya suministran GNL en el mundo, seis de las cuales operan en España, y reforzará el papel del país en el suministro de GNL a buques.

Una vez operativo, el barco, que será fletado por Shell España y contará con una financiación de 9 millones de euros, utilizará la terminal de GNL de Enagás en el Port de Barcelona para la carga y posterior abastecimiento de GNL a barcos que atraquen en el puerto o que realicen escalas para repostar antes de continuar su ruta.

Durante 2020, las operaciones de bunkering en España se han casi cuadruplicado en comparación con las que se llevaron a cabo el año anterior, pasando de 199 operaciones en 2019 a 741 operaciones en 2020. Según la certificadora DNV/GL, en la actualidad hay 198 buques propulsados por GNL operando en el mundo y 146 que se denominan "LNG ready". En la actualidad, hay 106 bajo pedido.

El Port de Barcelona es una de las terminales europeas que cuenta con un servicio de bunkering de GNL para buques. El año pasado, se realizaron un total de 219 operaciones de suministro de este combustible a barcos, sumando 39.149 metros cúbicos.

El GNL se ha convertido en una alternativa real para avanzar hacia la descarbonización del transporte marítimo, aunque, en su último informe, el Banco Mundial ha pedido que se eviten políticas públicas que apoyen el uso de este combustible en el transporte por mar, ya que considera al amoníaco verde y al hidrógeno combustibles sostenibles más prometedores para el sector. En comparación con los combustibles tradicionales, el GNL elimina el 100% de las emisiones de óxidos de azufre (SOX), reduce un 80-90% las de óxidos de nitrógeno (NOX) y un 20-30% las de CO2. Además, su uso como combustible marítimo en España evitará la emisión de entre dos y cuatro millones de toneladas de CO2 hasta 2030.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.