Empresas y finanzas

Así es el primer submarino diseñado y construido íntegramente en España

  • Navantia ha presentado este jueves en Cartagena el 'Isaac Peral'
  • Está hecho para permanecer semanas sin salir a cota periscópica
  • Genera empleo directo e indirecto para más de 6.000 personas

Hito de la industria naval. Navantia presenta este jueves en Cartagena el primer submarino diseñado y construido íntegramente en España. El S-81, que llevará el nombre Isaac Peral, es el último desafío de la empresa pública con el que logra superar el muro de construir en España con diseño extranjero para pasar a construir en España con diseño propio.

El sumergible tiene una eslora de 80,8 metros, un diámetro de 7,3 metros y un desplazamiento en inmersión de alrededor de 3.000 toneladas. Entre sus aportaciones tecnológicas destacan el sistema de combate, control de plataforma y sistema de propulsión anaeróbico. 

Este sistema de propulsión independiente de la atmósfera le permite obtener energía eléctrica, a partir de pilas de combustible que utilizan tecnología procedente del sector aeroespacial, a cualquier profundidad. De esta manera, puede permanecer semanas sin salir a cota periscópica, lo que mejora su discreción, principal atributo de un submarino.

Se trata de un submarino altamente automatizado que gracias al sistema de control de plataforma de última generación permite ser operado por una tripulación reducida (32 marinos y 8 plazas para el embarque de personal adicional), capaz de alcanzar una velocidad en inmersión superior a los 19 nudos, y una cota máxima de inmersión mayor de 300 metros. Asimismo incorpora un sistema de combate capaz de lanzar misiles tácticos de ataque a tierra.

Estas prestaciones tecnológicas convierten al Issac Peral en la nave más avanzada del mundo sin tener en cuenta los modelos de propulsión nuclear. Es por ello, reconoce la compañía, que ha despertado el interés de varias marinas de otros países y ha abierto una puerta al mercado internacional.

El programa S-80 ha supuesto un salto para Navantia y para la industria externa, ya que en él participan un centenar de empresas de 11 comunidades autónomas diferentes. El proyecto genera empleo directo e indirecto para más de 6.000 personas, el 10% de la fuerza laboral industrial de Murcia.

En cifras económicas, tiene un impacto anual en el PIB español superior a los 250 millones de euros, de los que más de 80 millones son aportación directa al PIB regional (el 1% del PIB murciano).

La ceremonia de puesta a flote, que se celebra este jueves, tiene lugar junto al taller en el que se ha construido el submarino antes de que se inicie el proceso por el que éste se trasladará al agua mediante un dique inundable. Esta maniobra, que requiere varias horas, se realizará en los días siguientes como acto de trabajo en el astillero.

Una vez puesto a flote, darán comienzo las actividades de pruebas de puerto y, posteriormente, las pruebas de mar. La empresa calcula que la primera navegación del S-81 sea a principios de 2022 y su entrega a la Armada un año después. 

Un homenaje a Isaac Peral

Como no podría ser de otro modo, la empresa pública se ha decantado por bautizar su último reto con el nombre de Isaac Peral en homenaje al teniente de navío de la Armada. Y es que, tras la crisis de las Carolinas en 1885, Peral anunció que había resuelto definitivamente el reto de la navegación submarina.

Inmediatamente un grupo de científicos de la Escuela de Ampliación dieron su aprobación para que fuese trasladado al ministro de Marina, Manuel de la Pezuela, quien recibió el proyecto con entusiasmo. Por desgracia, los ministros que le sucedieron demostraron una dolorosa indiferencia (Beránger y Rodríguez Arias).

Gracias al interés de la reina regente María Cristina, el submarino fue botado en 1888. Sin embargo, a pesar del éxito de las pruebas de la nave, las personalidades del momento desecharon el invento y alentaron una campaña de desprestigio contra Peral, que finalmente solicitó su baja en la Marina.

Ahora, más de siglo y medio después, el nacimiento de este submarino con su nombre honra su memoria tras los sinsabores que tuvo que vivir.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud