Empresas y finanzas

Walmart arrebata dos banqueros estrella a Goldman Sachs para su fintech

El jefe del negocio de financiación al consumo de Goldman Sachs, Omer Ismail, y uno de sus principales ejecutivos, David Stark, han dejado el banco de inversión para unirse a la fintech de Walmart. La principal cadena de súper de EEUU lleva años con la intención de crear su propio banco para ofrecer créditos a sus clientes.

Los fichajes de Walmart han hecho temblar a los grandes bancos de Wall Street, ya que supone que el aterrizaje de la minorista más grande del mundo está cerca de convertirse en una realidad. El miedo de la entidades financieras viene de años atrás con la amenaza de las tecnológicas y otras compañías procedentes de otros sectores rompan el muro regulatorio para operar en el sector financiero. Walmart está dentro de los adversarios temibles para los bancos tradicionales al contar con una gran masa de clientes.

Cuenta con más de 150 millones de clientes y 5.300 tiendas en EEUU, muchas de las cuales están abiertas las 24 horas, los 7 días de la semana. Una base de clientes y de sucursales capaz de competir con los grandes bancos minoristas como JP Morgan, Bank of America o Wells Fargo. Walmart hace una década intentó ya lanzarse a esta aventura, pero terminó frenando el lanzamiento de su propio banco ante las dificultades que pusieron los reguladores de EEUU. Ahora la compañía ha ofrecido pocos detalles sobre sus planes, pero a principio de año dijo que junto a Ribbit Capital, su socio tecnológico, tiene el objetivo de ofrecer experiencias financieras basadas en las tecnologías a is clientes.

El objetivo de Walmart es "monetizar su activo más valioso: la frecuencia y la relación que tienen con los clientes de todo el mundo", destaca a John Tomlinson, analista de M Science, a Bloomberg. La firma de investigación estima que un cliente medio visita las tiendas o el sitio web de Walmart unas 30 veces al año, casi el doble de la cantidad de visitas que recibe su rival Target Corp. "Todo lo que impulse una relación más profunda con su negocio principal será una meta prioritaria".

La incorporación de los dos hombres de Goldman tiene una profunda carga simbólica. Omer Ismail fue nombrado jefe de la división de consumo hace menos de seis meses y a David Stark se le atribuye la responsabilidad de cerrar con Apple el lanzamiento de las tarjetas de crédito de la compañía de la manzana.

A pesar del fracaso de lanzamiento de su propio banco hace una década, Walmart ha realizado ya sus propias incursiones financieras con sus clientes. En muchos establecimientos, cuenta con ventanillas de MoneyCenter, para que sus clientes puedan cobrar cheques, pagar determinados impuestos o enviar dinero al extranjero. Además cuenta con acuerdos con bancos, como Capital One Financial y Green dot, para ofrecer sus propias tarjetas de crédito de prepago.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Bilbo
A Favor
En Contra

Si los supermercados se introducen en el negocio bancario au revoire a la banca minorista tal como la conocemos. No se puede competir contra empresas que tienen clientes asegurados, liquided asegurada, red comercial asegurada y fidelidad asegurada porque al fín y al cabo, la necesidad de llenar la panza es una de las pocas que escapa a la subjetividad del mundo financiero y locas teorías económicas. Todos vamos a tener que pasar por el super. Si van en serio muchas cosas van a cambiar en muy poco tiempo.

Puntuación 1
#1