Empresas y finanzas

Rato obtiene la libertad condicional en la condena por las tarjetas black

  • El que fuera gerente del FMI no ha cumplido tres cuartas partes de la pena
  • Pero cumple el resto de requisitos para obtener este beneficio penitenciario
Rodrigo Rato, ex vicepresidente del Gobierno y ex presidente de Bankia.

El titular del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, ha concedido la libertad condicional a Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno del PP, por ser mayor de 70 años, haber pagado íntegramente la responsabilidad civil y porque realizó un programa de justicia restaurativa, según consta en un auto al que ha tenido acceso Europa Press.

Rato (nacido el 18 de marzo de 1949) estaba desde octubre en semilibertad al ser progresado al tercer grado. Ahora se le aplica, a propuesta del Centro de Inserción Social Victoria Kent, el artículo 196.1 del Reglamento Penitenciario, en una decisión que ha respaldado la Fiscalía.

Como aspectos positivos, se cita que presenta un pronóstico favorable de reinserción porque ingresó voluntariamente en prisión, la antigüedad de los hechos delictivos o que desde el 1 de octubre cumple condena en la "modalidad de vida en régimen de semilibertad telemática", según el auto con fecha de 11 de febrero adelantado por Vozpópuli, que añade que Rato ha obtenido además un permiso para viajar varios días a Londres para ver a su hija.

Todavía no ha cumplido tres cuartas partes de la pena

Entre los aspectos que valora el juez se incluye, además, que ha realizado "de manera positiva" el programa de justicia restaurativa con CONCAES, así como tener una conducta penitenciaria "adaptada" o tener la responsabilidad civil pagada íntegramente. Es decir, concurren todos los requisitos para la libertad condicional excepto el haber extinguido las tres cuartas partes de condena, que alcanza el 7 de marzo de 2022.

El juez recuerda que la libertad condicional conlleva que Rato quede bajo custodia familiar o fraternal, puesto que deberá quedar sujeto al cuidado y vigilancia de quien designe, con obligación de residir en el lugar que previamente comunique a efectos de estar localizado para el seguimiento de los servicios sociales penitenciarios, así de comunicar cualquier cambio.

El que fuera vicepresidente económico en el Gobierno de José María Aznar entró en prisión en octubre de 2018 cuando el Tribunal Supremo confirmó la condena impuesta por la Audiencia Nacional a cuatro años y medio por el caso de las tarjetas 'black' de la extinta Caja Madrid.

En octubre, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional le concedió el tercer grado al expresidente de Bankia y del FMI bajo control telemático, una decisión que se comunicó dos días después de conocer la sentencia que le absolvía por la salida a Bolsa de la entidad bancaria que dirigió.

comentariosforum6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 6
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Juana la Loca.
A Favor
En Contra

! Venga H.D.L.G.Pu¡¡..........a vivir como como lo que eres

un millonario consentido por esta verguenza de Pais ¡¡

Pero los demas a trabajar..............¡¡¡¡¡¡¡

Puntuación 6
#1
Enrique
A Favor
En Contra

El culpable de la deuda pública desorbitada de España en la calle. El culpable de que España sea un infierno fiscal y tributario en la calle por buena conducta. Ridículo.

Puntuación 6
#2
Esto tiene un nombre y ellos lo saben.
A Favor
En Contra

Los delitos que se cometen por ignorancia o arrebato momentáneo, son penados hasta el final. Los cometidos por ingeniería financiera con pleno conocimiento y manipulación, son premiados. La lista esta tan grande que si se escribieran en rollos de papel para el ojete, no habría fabrica que pudiera suministrar tantos rollos.

¡Viva la justicia española!.

Métanse por el culo, los códigos civiles y penales que se emplean como soportes de la "justicia" y que datan del medievo y, de camino, llamen a Salomón para presidir los juicios y aplicar condenas, porque los que tenemos, son una mentirosa patraña manipulada.

Puntuación 6
#3
Usuario validado en elEconomista.es
enmicasanohayluz
A Favor
En Contra

Señoras y señores y así es como funciona la injusticia española.

Puntuación 2
#4
ciudadano
A Favor
En Contra

ni un euro devolvera pero le ha salido a cuenta robar a manos llenas. es un buen sueldo el estar en la carcel bien cuidado y con tv por cable- y ahora a disfrutardel dinero el y sus herederos. bieeeen. yo ponia cadena perpetua a todo el q robara un euro publico asta q lo devolviera hasta el ultimo euro.

Puntuación 2
#5
el error policiaco estadounidense
A Favor
En Contra

todos estos procesos deberian ser dados por hecho, identificar y multar sin detener sin procesar ante alto risgo de contagios.

Puntuación 0
#6