Empresas y finanzas

Novartis sortea al Covid y obtiene un beneficio de 6.653 millones en 2020, un 13% más

  • La pandemia lastró los negocios de oncología, dermatología y oftalmología

La pandemia no aguó los resultados de Novartis. La farmacéutica suiza obtuvo un beneficio de 6.653 millones de euros en 2020, lo que representa un 13% más que lo registró en el ejercicio anterior. Las ventas totales ascendieron a los 47.800 millones de dólares (un 5% más que en 2019), impulsados sus medicamentos Entresto (insuficiencia cardíaca), Cosentyx (psoriasis) y Zolgensma (atrofia muscular muscular). Las acciones de la compañía caían alrededor del 3% mientras se presentaban los números.

El medicamento para la insuficiencia cardíaca se ha convertido en una baza esencial de la compañía en sus ventas. Lo importante, además de los números (716 millones en un año) es que son cifras solo de Estados Unidpos, prácticamente. En Europa, el medicamento no fue aprobado hasta el 5 de noviembre de 2020. Además, Cosentyx, el blockbuster de la compañía el año pasado, obtuvo una cuarta indicación para Europa el año pasado, por lo que la capacidad de ventas podría ser superior en 2021.

A pesar de lo positivo de los números, el coronavirus ha hecho mella en una de las áreas con mayor futuro de la compañía: la oncología. A pesar de que los datos son positivos porque la mayoría de productos obtuvieron mayores ventas que el año pasado (en total el área crece un 3%), la falta de diagnóstico que se ha vivido en 2020 ha impedido que obtuviese los réditos esperados. Las tasas de biopsias y cirugías solo se mantienen en melanoma, reduciéndose en pulmón y mama. De hecho, el mercado general de oncología se redujo en un 20% entre el último trimestre de 2019 y el último de 2020. A este problema también hay que añadirle la aparición de los medicamento genéricos, que disputan el mercado.

Kimriah, una terapia celular antitumoral que es uno de los grandes avances de la compañía, obtuvo unas ventas de 141 millones de dólares, lo que significa que aumentó sus ingresos en un 42%. Con todo, en el ranking de ventas medido por crecimiento, fue el octavo medicamento del grupo. De igual forma, Kisqali (cáncer de mama) también consiguió crecer en ventas un 18% hasta los 141 millones. Ambos medicamentos vieron la luz en España entre 2018 y 2019, por lo que aún tienen mucho margen de mejora. 

Dermatología y oftalmología fueron las áreas más damnificadas por la pandemia, según explica la compañia. Una de las razones fueron los confinamientos de primavera unidas a las diversas restricciones que se han tomado en distinta partes del mundo. La compañía explica que a pesar de la caída del mercado, "nuestras operaciones se mantienen estables y los cobros en efectivo continúan siendo de acuerdo a nuestra términos comerciales normales, con ventas en días pendientes a niveles normales".

Otro capítulo que lastra en general a las compañías farmacéuticas durante este año de pandemia es la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos, debido a la presión del Covid. Novartis, sin embargo, asegura que en su caso no está teniendo demasiada incidencia. "En la actualidad, las operaciones de desarrollo de fármacos continúan con interrupciones manejables. Nuestra gama de tecnologías digitales nos permiten gestionar de forma proactiva nuestra cartera de ensayos clínicos y mitigar rápidamente cualquier interrupción", dicen.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin