Empresas y finanzas

Telefónica pone a prueba el coche autónomo con Hispasat y Nokia

  • Crea el primer laboratorio comercial para comunicaciones 5G y satelitales
  • Las pruebas se realizan con vehículos eléctricos Renault Twizy, equipados con Lidar
Modelo de Renault Twizy con el que se realizan las pruebas de conducción autónoma.

Telefónica ha creado un laboratorio para probar los vehículos conectados y autónomos, el primero de su especie especializado en conectividad 5G y satelital. La iniciativa, desarrollada en el Reino Unido a través de la filial 02, forma parte del Proyecto Darwin, iniciativa que cuenta con apoyo de la Agencia Espacial Europea. En esta ocasión, la compañía de telecomunicaciones cuenta con la colaboración directa de Hispasat, Nokia y Renault, con los que trabaja estrechamente en el Campus de Ciencia e Innovación Harwell en el condado de Oxfordshire, al noreste de Londres.

Según explican fuentes de Telefónica UK, el laboratorio Darwin SatCom Lab "está abierto a las empresas interesadas en explorar soluciones de conectividad de próxima generación para vehículos conectados y autónomos (CAV), utilizando tanto comunicaciones 5G como satelitales". Entre otras posibilidades, las empresas pueden probar las tecnologías de movilidad con los coches eléctricos Renault TWIZY, que O2 ha convertido en coches autónomos y equipado con sensores Lidar, para así permitir su control desde el laboratorio del Campus de Harwell.

Las mismas fuentes apuntan que los técnicos pueden controlar y seguir los vehículos autónomos con el equipamiento de 5G suministrado por Nokia y de satélites de comunicaciones geosincrónicas (GEO) proporcionados por Hispasat. A lo anterior se añade el equipo de innovación 5G de O2, capaz de "rastrear a distancia el estado de los CAV, incluyendo su posición, movimiento y velocidad", entre otras variables. Además, la tecnología de O2 puede monitorizar las emisiones de CO2 de los vehículos.

Al mismo tiempo, el laboratorio ha puesto en marcha un gemelo digital de los vehículos para probarlos -de forma virtual- desde las instalaciones del laboratorio de O2 en la Universidad de Glasgow, inaugurado el pasado marzo.

Entre otras posibilidades, y gracias al uso de imágenes satelitales, los vehículos reciben información de la biodiversidad local para que los técnicos calculen el ahorro de emisiones de las posibles rutas, en función de la captura de carbono de los árboles cercanos. "Esta investigación también detallará las emisiones en las entregas de mercancías en la última milla", indican desde Telefónica UK.

Anunciado por primera vez en junio de 2019, el Proyecto Darwin reúne a las universidades de Oxford y Glasgow, así como a Hispasat y a startups especializadas en soluciones de movilidad de conducción autónoma, con el fin de probar nuevas tecnologías y soluciones de conectividad de extremo a extremo con comunicaciones 5G y de satélite.

"El Laboratorio es una prueba más de que O2 está a la vanguardia de la conectividad para aprovechar la potencia de los 5G y las comunicaciones por satélite. Es el siguiente paso para poner en marcha vehículos autónomos y hacer más ecológica la red de transporte del Reino Unido", indican fuentes de O2 UK.

Amanda Solloway, ministra británica de Ciencia, Investigación e Innovación, ha bendecido el proyecto: "Es una satisfacción que el primer laboratorio de automóviles sin conductor de O2 permita a nuestras empresas más innovadoras probar estas tecnologías y nos acerque un paso más a la puesta en marcha de vehículos de autoconducción seguros en nuestras carreteras".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin