Empresas y finanzas

Novartis vende dos fábricas de medicamentos en Barcelona

  • La compañía asegura que se mantendrá el empleo y las condiciones

Novartis ha vendido dos fábricas en Barcelona (Barberà del Vallès y El Masnou) a la compañía suiza Siegfried, una organización que se dedica al desarrollo y fabricación por contrato. Los términos del acuerdo fijan que las dos plantas seguirán surtiendo a la multinacional farmacéutica de medicamentos. "El acuerdo asegurará el suministro ininterrumpido de medicamentos a Novartis", garantiza el presidente de Novartis España, Jesús Ponce.

Por otro lado, Novartis ha asegurado que la operación no llevará consigo la pérdida de empleos. "Una de las principales prioridades es garantizar que la transacción sea lo más fluida posible para los empleados. Lo trabajadores en nómina conservarán sus empleos y serán transferidos a Siegfried en condicione contractuales y de remuneración equivalentes a las que establezcan sus contratos laborales a la fecha del cierre de la operación", dicen. La planta de Barberà cuenta con 600 puestos y la de El Masnou con 400.

La farmacéutica explica la operación dentro de la transformación que está experimentando la cartera de productos de la compañía. "A medida que la investigación biomédica avabza y aparecen terapias innovadoras, la empresa va ajustando su capacidad y sus competencias a un nuevo conjunto de requisitos", apunta la compañía.

Novartis dice que las dos plantas seguirán siendo importantes para ella. La de Barberà del Vallès lleva 25 años produciendo medicamentos sólidos orales e inhalados. Por su parte, la planta de El Masnou produce productos oftalmológicos y nasales y exporta parte de su producción a noventa países.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.