Empresas y finanzas

Pablo Isla y Juan Roig exigen seguridad jurídica y mantener la reforma laboral

  • Reclaman no destruir el tejeido empresarial en la cumbre de la CEOE
  • El presidente de Mercadona dice que preve una etapa "muy dura"

El presidente de Inditex, Pablo Isla, y el de Mercadona, Juan Roig, han sido los encargados de inagurar hoy la cumbre empresarial organizada por la CEOE para plantear sus propuestas de salida a la crisis. Ambos han insistido en la necesida de garantizar la seguridad jurídica y no derogar la reforma laboral.

Isla ha apelado, en concreto, a "buscar consensos", garantizar la seguridad jurídica, "no desmontar" lo que estaba funcionando -en referencia a nuevas "rigideces" en el empleo- y "no descafeinar antes de tiempo" medidas como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) o los avales a empresas "que están ayudando a que no se destruya el tejido empresarial".

Responsabilidad

El presidente de Inditex ha insistido en destacar la "responsabilidad" con la que las empresas afrontarán la crisis de "enorme magnitud" y "complejidad muy grande" que va a atravesar España. "No existen soluciones fáciles ni mágicas", ha advertido, sino que el plan de recuperación es "complejo y va a exigir mucha disciplina, audacia, madurez" y un "comportamiento de muchísima responsabilidad por parte del Gobierno, de los partidos políticos, de las empresas de los sindicatos y de los ciudadanos". Isla ha avertido de que "nos enfrentamos a una crisis de una magnitud enorme y no tenemos más remedio que afrontar la realidad". Y todo ello, según ha dicho, en una situación muchos más complicada que otros países europeos "por los niveles de déficit, desempleo y estructura productiva".

Por su parte, el presidente de Mercadona, Juan Roig, ha considerado que para avanzar en la recuperación es necesario eliminar trabas burocrática, facilitar las inversiones finalistas, garantizar la seguridad jurídica y "que la sociedad vea" que las empresas son "generadoras de riqueza y bienestar".

Crisis muy dura

Roig ha subrayado que tras la crisis sanitaria se aproxima una etapa "muy muy muy dura económicamente" para la que hay que estar preparados, al tiempo que ha agradecido el trabajo durante los últimos meses de sus empleados y proveedores "aunque a veces no tuviéramos todo el papel higiénico", ha bromeado.

De cara al futuro, Roig se ha comprometido a abrir las tiendas de la cadena "todos los días", mantener la inversión prevista de 1.700 millones en la transformación de la compañía, así como otros proyectos como la final de la liga ACB o el apoyo a emprendedores.

Compromiso con España

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, que ha sido el encargado de inaugurar la cumbre, ha destacado el "compromiso con España" de todos los empresarios, que quieren "sumar" en el proceso de reconstrucción económica tras la epidemia de coronavirus.

"Diremos lo que pensamos que es mejor para nuestro país", ha advertido Garamendi durante la inauguración del foro, aunque haya "gente que no nos entienda". La cumbre organizada por la CEOE reúne entre hoy y el 24 de junio a los máximos dirigentes de las principales empresas españolas en una cumbre telemática para plantear sus propuestas para reconstruir el país tras a pandemia y afrontar la crisis económica.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin