Empresas y finanzas

Bonet (Cámara de España): "Una parte del Gobierno no entiende que la solución está en las empresas"

José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España

Aplaza la recuperación a 2023 y cree que falta "flexibilidad" en el acuerdo de los ERTE y "contundencia" en la ejecución de medidas

El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, ha pronosticado este lunes para 2023 la recuperación de la economía a niveles previos a la crisis del Covid-19, con una previsión de una caída del PIB del 10,6% este año y una tasa de paro del 19%, al tiempo ha criticado que hay "una parte del Gobierno que no entiende que la solución está en las empresas". Además, ve "mejor" el nuevo acuerdo sobre los ERTE pero cree le que falta "flexibilidad".

Así lo ha señalado en un encuentro telemático organizado por el Consejo General de Economistas (CGE), en el que ha lamentado el "desastre mayúsculo" a nivel humano de la crisis del Covid-19 y también en lo económico, al augurar la Cámara de España una caída del PIB del 10,6% este año, con una tasa de paro medio superior al 19%, "desplome" del consumo y la inversión, un alza del gasto público del 6% y una afectación de las exportaciones del 20% y de las importaciones del 25%.

Bonet ha postergado la recuperación a la situación previa al Covid-19 al año 2023, y en el caso de que "las cosas vayan bien porque podrían ir a peor", de forma que la recuperación en forma de 'V' a su juicio "se ha quedado fuera de juego". "No nos podemos hacer demasiadas ilusiones", ha lamentado.

REIVINDICA A MAROTO

Por ello, ha hecho hincapié en que las políticas y las medidas deben ser "especialmente acertadas" y "no se puede fallar", ya que "no ver las cosas claras y extraviarse agrava mucho la situación".

En este sentido, se ha referido a las "distintas tendencias" dentro del Gobierno, con una parte, en la que se incluye el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que "entiende el problema perfectamente y trabaja en la buena dirección", mientras que "hay otra parte del Gobierno que no entiende que la solución está en las empresas", ya que sino "la solución no va a ser buena".

A este respecto, ha cuestionado la decisión de que la ministra de Industria, Reyes Maroto, no forme parte del "núcleo" de la recuperación "cuando pasa por sus manos toda la economía productiva".

"Es un sesgo que demuestra que esto no está bien orientado", ha criticado Bonet, reivindicando que se sitúa en el "núcleo de decisiones" a personas con "sentido del mundo empresarial".

EJECUCION DE MEDIDAS "LENTA Y TIMORATA": "FALTA CONTUNDENCIA"

En su opinión, ante la situación "gravísima" de la crisis del Covid-19, el Gobierno ha acertado en la "partitura" de las medidas, como los avales del ICO o los aplazamientos tributarios, pero ha faltado "contundencia" en la ejecución. "Se ha desafinado en la ejecución, ha sido quizás lenta y timorata, no es lo que se tenía que haber hecho", ha añadido.

De igual forma, Bonet ha indicado que no le ha gustado "nada" el desacuerdo político, del que "son responsables todos los partidos políticos", y ha criticado que ante una "crisis extrema" no "estén todos a una". "Uno por arrogancia, otros porque quieren hacer oposición, otros porque quieren su propio sesgo. Esto no es lo que merece la gente", ha reprochado.

Sobre el acuerdo alcanzado entre los agentes sociales y el Gobierno sobre los ERTE, Bonet ha valorado que es "mejor" que el suscrito en un primer momento, pero considera que "no está del todo bien" y hay que seguir negociando porque "se necesita más flexibilidad". "Es un paso, pero no es el paso, hacen falta más pasos", ha agregado.

LAS TRES "C": CONTUNDENCIA, CONFIANZA Y COLABORACION PUBLICO-PRIVADA

Ante este contexto, Bonet ha reivindicado para la fase de supervivencia y recuperación las tres "c", que pasan por la contundencia en las medidas, la confianza en las personas y las empresas y la colaboración público-privada.

Ha insistido en la importancia de la colaboración público-privada y en que haya un sector empresarial "animado", por lo que ha pedido que se ponga el foco en la empresa, y que sea una de las "líneas rojas" para que se alcance un acuerdo político de cara a la reconstrucción.

Igualmente, ha planteado que haya "ideas claras" y se defienda el modelo de Estado español, que pasa por la Constitución, la monarquía parlamentaria, unidad nacional, el Estado de las autonomías, el Estado de derecho y de bienestar y haya un enfoque de apoyo empresarial y una política social "coherente", sustentada en la economía social de mercado.

TURISMO "CUANTO ANTES" Y PLAN RENOVE PARA EL AUTOMOVIL

En cuanto a sus propuestas, ha explicado que el organismo cameral le ha hecho llegar al Gobierno un documento con sus planteamientos, que pasan por el emprendimiento, el aumento del tamaño empresarial de las pymes, la reducción de umbrales para las empresas, un plan de formación, la mejora de los instrumentos de garantías y avales, la digitalización, un Plan Renove para el sector automovilístico y la recuperación del turismo "cuanto antes".

En este punto, sobre la apertura de hoteles ha defendido que "hay que confiar en los empresarios y en los hoteleros, que hagan sus números y vean cuándo pueden abrir con toda la protección, fundamental, ya que no se puede fallar en eso".

REFORMA FISCAL QUE "NO ESQUILME A NADIE" Y "HUIR DEL RESCATE"

A su juicio, el coste que comportará las medidas para paliar el Covid-19 tendrán que asumirse mediante deuda pública, ya que "no hay otra manera" y en este sentido ha apuntado que la UE "tiene la responsabilidad", si bien cree que el BCE está ya "haciendo sus deberes".

En materia fiscal, cree que a corto plazo solo hay que continuar con los aplazamientos tributarios y que en la fase de reconstrucción hay que acometer una reforma "justa" que "no esquilme a nadie" y se apoye a las empresas para posicionarse en el mercado internacional y a las pymes para crecer.

Por último a nivel exterior, ha insistido en que hay que defender el multilateralismo, tal y como está haciendo España y, a nivel europeo, ha respaldado al Gobierno y considera que si la UE no apoya lo suficiente "corre el riesgo de desaparecer".

En todo caso, considera que hay que "huir en lo posible del rescate europeo", porque conllevaría "algún tipo de condicionalidad", aunque no lo haya en el instrumento del MEDE, y buscar alianzas con otros países para tener una "fuerza reivindicativa", en la línea de acciones como el fondo de 1,5 billones de euros planteado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin