Empresas y finanzas

Telefónica prepara una fusión con Liberty Global en el Reino Unido

  • El acuerdo entre los dos gigantes podría anunciarse a lo largo de la próxima semana
  • La filial O2 enriquecerá su oferta con servicios de fijo y televisión de pago
Instalaciones de O2 en Londres, Reino Unido.

Telefónica y Liberty Global negocian la fusión de sus negocios en el Reino Unido a través de una alianza que podría anunciarse la próxima semana. Así lo ha adelantado la agencia Bloomberg, a través de una escueta nota cuyo contenido también ha sido confirmado por diversas fuentes del sector por parte de este periódico. Telefónica ha declinado realizar comentarios sobre una operación sobre la que han existido rumores recurrentes en durante los últimos meses.

En el supuesto de que nada se tuerza en los próximos días, el gigante europeo de televisión y banda ancha, presidido por el magnate John Malone, conformarían con la filial británica de Telefónica un poderoso grupo de telecomunicaciones convergentes. Se uniría la clientela de móviles y la red celular de 02 UK, junto con el actual catálogo de televisión de pago y acceso fijo a Internet de Liberty Global. Sin más detalles que el interés mutuo por una alianza, aparentemente entre iguales, la complementariedad de los negocios es absoluta. A grandes rasgos, no se presumen más fricciones que los acuerdos de compartición de red de ambas compañías con terceros.

Pese a que Telefónica no lo consideraba una urgencia, la teleco española asumía que su actual catálogo de servicios en el Reino Unido cojeaba por la parte del acceso a Internet, telefonía fija y televisión de pago. Sin esos servicios, la filial británica de la teleco española (O2) no podría proporcionar telecomunicaciones convergentes ni competir con sus más directos rivales en todos los segmentos del mercado.

Mientras que Vodafone, EE y Three ya ofrecen comunicaciones convergentes, O2 se limita únicamente al negocio del móvil. Ante esa situación, el grupo exploraba todas las posibles alianzas para diversificar los ingresos, generar sinergias y aprovechar el poder de su marca entre los clientes británicos.

Ante la debilidad de O2 en redes fijas, y una vez descartada la posibilidad de invertir en este tipo de infraestructuras, Telefónica analiza la búsqueda de posibles socios que dispongan de fibra óptica y de televisión de pago. Y en ese territorio destacaba Liberty Global, como también pudieron estar entre los posibles candidatos Sky y Virgin Media. La última referencia pública de Telefónica sobre la posibilidad de extender su actividad en el mercado británico en el negocio de acceso fijo a Internet y televisión de pago se remonta a 2018. Fue en un encuentro con los analistas cuando Ángel Vilà, consejero delegado de Telefónica, indicó que la convergencia en el Reino Unido estaba "impulsada por la oferta más que por la demanda", y sin que ésta "creciera a la velocidad de otros países". No obstante, Vilá dejó la puerta abierta ante posibles cambios en las condiciones del mercado. "Si el segmento de la convergencia fuera a crecer, ya tenemos una cobertura con uno de los mayores actores convergentes cuyo OMV está en nosotros, que es Sky", añadió Vilá.

Telefónica tomó la decisión de salir del mercado de telefonía fija británica en marzo de 2013, cuando vendió a Sky todo su negocio residencial fijo de telefonía y banda ancha (ADSL) y transfirió sus 500.000 clientes, a cambio de 230 millones de euros al cambio.

Movimientos en el mercado

La pasada primavera saltaron rumores de una posible alianza de Telefónica con British Telecom para ofrecer acceso fijo a Internet, pero la multinacional española negó la existencia de dichos planes, sin mostrar entonces intención de cambiar el rumbo emprendido hace ahora siete años.

Liberty Global completó el pasado verano la venta de sus negocios en Alemania, República Checa, Hungría y Rumania al Grupo Vodafone a cambio de 18.400 millones de euros.

John Malone (de 78 años), presidente de Liberty Global, también conocido en los EEUU como el Rey del Cable, es uno de los hombres más ricos del mundo con una fortuna estimada en 6.300 millones de dólares. Entre otras habilidades, el empresario estadounidense se ha caracterizado durante toda su carrera en el arte de comprar compañías en horas bajas. Al Gore exvicepresidente de los EEUU, le comparó con el siniestro personaje de la Guerra de las Galaxias, Darth Vader, dada sus peculiares artes para conseguir sus objetivos.

Liberty Global mantiene actualmente operaciones en 10 países europeos bajo las marcas de consumo Virgin Media (Reino Unido), Unitymedia, Telenet (Bélgica), UPC (Europa Central), Unity Media y Kabel BW (Alemania), VTR (Chile) y el 50 por ciento de la holandesa Ziggo. El mismo grupo también es el actual dueño de la Fórmula 1 y de Discovery Communications, plataforma que incluye Discovery Channel y Eurosport, entre otros.

Según explica el propio grupo estadounidense, "nuestra gran escala y compromiso con la innovación nos permite desarrollar productos líderes en el mercado a través de redes de fibra de próxima generación". Asimismo, la compañía reconoce que invierte en "la infraestructura y las plataformas digitales que permiten a nuestros clientes aprovechar al máximo la revolución del vídeo, Internet y las comunicaciones".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin