Empresas y finanzas

Blue Prism: La fuerza de trabajo digital al servicio de las empresas en tiempos de crisis

José García, responsable de Blue Prism en España

Para permitir a las empresas más afectadas por la pandemia del COVID-19 asegurar la continuidad de sus operaciones comerciales críticas, Blue Prism ha lanzado su programa de respuesta al COVID-19.

Sometidas a una gran presión, muchas empresas han tenido que replantearse ciertos procesos de trabajo, y ahora deben prepararse para las secuelas y establecer un plan de recuperación para atenuar las consecuencias de esta recesión empresarial. Este plan de recuperación requerirá esfuerzos considerables. Por consiguiente, las empresas tienen todo el interés en dotarse de soluciones que les permitan automatizar y priorizar las operaciones.

Capacitada para gestionar la mayoría de las actividades operacionales, la fuerza de trabajo digital de Blue Prism ofrece muchas ventajas por su rapidez y precisión, así como por su capacidad de interactuar con las mismas aplicaciones que los trabajadores humanos, garantizando al mismo tiempo la seguridad de los datos.

El uso de la fuerza de trabajo digital para el procesamiento del flujo de trabajo ayudará significativamente a las empresas a recuperarse más rápidamente, a la vez que aliviará la carga de trabajo de los empleados, que pueden concentrarse en las operaciones que requieren la intervención humana.

"No se trata de apartar a la gente de las empresas, sino de protegerla", afirma Jason Kingdon, Presidente Ejecutivo de Blue Prism. "En la atención sanitaria, por ejemplo, la automatización puede optimizar una serie de procesos, como las derivaciones médicas, la reasignación de citas canceladas, etcétera. Esto libera al personal sanitario de la carga de la administración y le permite centrarse en su misión principal: prestar atención a los pacientes".

Las consecuencias económicas de las medidas de contención afectan también a los clientes particulares y empresariales de los bancos. Los bancos se enfrentan a demandas urgentes y masivas de reprogramación, suspensión de pagos o solicitudes de préstamos. Este aumento de la actividad sobrecarga a los equipos, a pesar de que estas tareas pueden ser automatizadas en gran medida con la tecnología de Blue Prism, garantizando tiempos de procesamiento rápidos y desplazando al personal a tareas de mayor valor.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin