Empresas y finanzas

Dia reclama casi 3 millones a su exconsejero delegado, Ricardo Currás

  • El juez investiga al exdirectivo por inflar el beneficio en 52 millones
  • La compañía no reclama nada a Antonio Coto, consejero delegado hasta final de 2018

Dia ha decidido reclamar a Ricardo Currás, consejero delegado de la compañía hasta finales de agosto de 2018, fecha en la que fue cesado, más de 2,78 millones de euros en concepto de los bonus variables anuales e indemnizaciones tras activar las denominadas cláusulas clawback.

Ricardo Currás está siendo investigado en la Audiencia Nacional -anteriormente imputado- junto a otros cuatro miembros de su cúpula: su número dos, Amando Sánchez y los directivos Luis Martínez Gallardo, Antonio Arnánz y Juan Cubillo.

El titular del juzgado de instrucción número 6, Alejandro Abascal, decidió el pasado mes de enero atenderla petición de la Fiscalía, que acusó a Currás y a su equipo de haber urdido un plan para maquillar las cuentas a través de "prácticas contables irregulares", inflando el ebitda (resultado bruto operativo) en casi 52 millones para cobrar su retribución variable, que en 2016 se elevó a 616.620 euros.

Reclamaciones

Según un comunicado remitido a la CNMV, la cadena de supermercados, en la que LetterOne, sociedad controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman, posee un 74% del capital, ha reclamado ahora a Currás 616.620 euros correspondientes a la retribución variable anual de 2016 y otros 217.500 euros a la de 2017.

A estas cantidades se suman 1,64 millones de euros de la indemnización por cese y 303.300 euros de la indemnización por falta de preaviso. Adicionalmente, en noviembre de 2018, Dia decidió suspender el abono de la contraprestación económica derivada de la obligación de no competencia postcontractual asumida en el contrato de Currás. Hasta ese momento, Dia le había abonado 101.000 euros, correspondientes a dos mensualidades de dicha contraprestación.

Coto, el sucesor

Respecto a Antonio Coto, consejero delegado que sustituyó a Currás hasta el 28 de diciembre de 2018, la compañía ha decidido no activar, en cambio, la cláusula clawback por las retribuciones satisfechas dado que, en su caso, no percibió pago variable alguno ni a corto ni largo plazo.

Asimismo, ni Borja de la Cierva, nombrado consejero delegado en sustitución de Coto, cargo en el que permaneció hasta mayo de 2019, ni Miguel Angel Iglesias, consejero ejecutivo entre enero y marzo de 2019, no han percibido retribución variable anual correspondiente al año pasado al haber cesado en sus cargos con anterioridad al 31 de diciembre.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

sanchinflas + coletas fumetas = insomnio
A Favor
En Contra

Con intereses? Y la cárcel pa cuándo pa cuándo?

Otros roban una gallina y al talego y estos chupócteros y tuercebotas, de rositas!

Y los EREs pa cuándo pa cuándo?

Puntuación 8
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Pepinho
A Favor
En Contra

La carita que tiene de no haber roto un plato. Así son todos estos estafadores mangantes, mucho traje y corbata, pero dignidad ninguna.

Puntuación 6
#2