Empresas y finanzas

El capital riesgo analiza adelantar líneas de crédito de sus empresas para evitar una crisis de liquidez

Los fondos quieren aprovechar las líneas de crédito existentes.

Las gestoras de capital privado en España están adelantando líneas de crédito sin utilizar de sus participadas con el objetivo de adelantarse a una posible crisis de liquidez consecuencia del impacto del coronavirus en la economía española y europea. Según los directivos de fondos de capital riesgo consultados por elEconomista, "aprendimos de los errores de la pasada crisis económica y nuestras empresas están menos apalancadas, pero queremos evitar un credit crunch como el del 2008 y estamos tanteando la posibilidad de aprovechar líneas de crédito que no hemos utilizado para poder implementar nuestra estrategia a futuro". De esta forma, las participadas de los fondos de capital riesgo evitan la posibilidad de no poder acceder más tarde a la financiación cuando el coronavirus haya impactado en su cuenta de resultados.

En este sentido, todos los fondos consultados (que han preferido no ser citados) están esperando para tomar decisiones en este entorno tan turbulento, pero están recomendando la cautela a sus participadas y pidiéndoles analizar cómo funcionaría su negocio en caso de tener que tomar ciertas medidas como Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (Erte) o reducción de su actividad. Así, señalan como participadas más afectadas aquellas más expuestas al sector consumo, como pueden ser todas las relacionadas con la restauración, el turismo o el cuidado personal y el bienestar (por los cierres de restaurantes o gimnasios, así como por cancelaciones de viajes), o aquellas relacionadas con algún sector industrial (como las que desarrollan su actividad en el mundo de los componentes de la automoción, entre otros). Este planteamiento, no obstante, no es único en España, ya que varias gestoras europeas estarían planeando una estrategia similar, según Bloomberg, que cita a CVC, EQT y Permira entre algunas de ellas.

Por ejemplo, Alantra envió ayer una comunicación oficial en la que alertaba a sus empresas de que debían "estar preparadas para el peor escenario", pero también "aprovechar las oportunidades derivadas de esta situación". De hecho, los expertos consultados señalan que no todo es negativo para la industria del capital riesgo español, ya que muchas de sus participadas pueden coger ventaja al trabajar en determinados sectores muy activos en este momento como la alimentación o la sanidad. Además, el impacto del coronavirus en la economía también podrá ayudar a ajustar los precios y a sacar al mercado compañías que todavía estaban reticentes a la entrada de un fondo en su accionariado.

La duda con los fondos de deuda

En este panorama de incertidumbre económica, cabe recordar que desde hace tiempo, un buen número de inversores especializados en el negocio de la deuda privada han estado financiando a compañías españolas, tanto para crecer de forma orgánica como inorgánica. Ahora falta por saber, según explican los directivos consultados, qué pasará con sus exigencias. "España todavía es un país profundamente ligado a la financiación bancaria tradicional, pero cada vez más empresas están abriendo su financiación a otras alternativas como los fondos de deuda. En un momento como este veremos cúal es el comportamiento de estos inversores si determinadas compañías no pueden hacer frente a los vencimientos... En España, incluso en las peores situaciones, los bancos han dado patadas para delante para no ahogar todavía más una empresa súper endeudada", explica uno de los directivos consultados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint