Empresas y finanzas

Cambio histórico: RBS pasará a llamarse NatWest Group después de casi 300 años

  • El banco británico elevó un 93% su beneficio en 2019, hasta 3.768 millones

Royal Bank of Scotland (RBS) cambiará de nombre 293 años después de la fundación de la entidad, que pasará a llamarse NatWest Group a finales de año, según ha anunciado el banco escocés, que elevó un 93% su beneficio neto atribuido en 2019, hasta 3.133 millones de libras (3.768 millones de euros).

"El día de hoy marca el comienzo de una nueva era para nuestro banco", ha declarado la consejera delegada de la entidad, Alison Rose, quien considera que el rendimiento del banco aún no coincide con su potencial.

La cifra de negocio de RBS en 2019 alcanzó los 14.253 millones de libras (17.141 millones de euros), un 6,3% más que un año antes, a pesar de que los ingresos por intereses netos de la entidad bajaron un 7%, hasta 8.047 millones de libras (9.668 millones de euros).

En el cuarto trimestre, RBS obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.410 millones de libras (1.696 millones de euros), casi cinco veces más que el resultado de 286 millones de libras (344 millones de euros) en el mismo periodo de 2018. Por su parte, la cifra de negocio de la entidad creció un 38,4%, hasta 4.233 millones de libras (5.091 millones de euros).

La entidad, en la que el Gobierno británico mantiene una participación del 62,4% tras su rescate durante la crisis financiera, ha anunciado también su intención de reducir a la mitad el negocio de NatWest Markets.

"Todavía somos demasiado complicados para nuestros clientes", ha afirmado la consejera delegada de RBS, Alison Rose, para quien gran parte del valor potencial del banco "está bloqueado en líneas de negocio demasiado complejas que generan poca rentabilidad", lo que implica "costes malos", que no proporcionan ningún beneficio a los clientes, algo que se corresponde con algunas partes del negocio de NatWest Markets.

En este sentido, el banco británico tienen previsto "reducir a la mitad" el tamaño de este negocio en función de los activos ponderados de riesgo, para optimizar el rendimiento de capital y las actividades ineficientes.

Por otro lado, la consejera delegada de RBS ha anunciado el compromiso de RBS de convertirse en una entidad de cero emisiones netas de CO2 en 2020 y alcanzar un impacto positivo para 2025, con el fin de reducir al menos a la mitad el impacto climático de su actividad de financiación para 2030.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.