Empresas y finanzas

Stéphane Richard (Orange): "El apagado de las conexiones de 2G podemos esperarlo para el año 2025"

En la imagen Stéphane Richard, director general del Grupo Orange. Foto: Reuters.

El primer ejecutivo del grupo Orange ha hecho del medio ambiente uno de los principales temas de su plan estratégico para 2025. Orange, que emite 1,5 millones de toneladas de CO2 al año, pretende llegar al objetivo Cero emisiones diez años antes que el resto de la industria. Su director general explica el por qué y el cómo.

¿Por qué es importante que las telecomunicaciones reduzcan su huella ambiental?

Las telecomunicaciones no son el principal problema. El peso de lo digital en las emisiones globales de CO2 es del 3,5%. Esto está muy por detrás del transporte, los edificios y la energía. Y en el mundo digital, las redes y los centros de datos representan cada uno sólo el 20% del total. Pero esa no es razón para no hacer nada. Especialmente cuando nos enfrentamos a una explosión de usos digitales, que requiere que las telecomunicaciones se preocupen por su huella ambiental. La factura energética de la tecnología se está disparando.

Usted anunció en diciembre que Orange sería 'Net Zero Carbon' en 2040. ¿Qué significa esto?

Sí. Eso significa que en todo el grupo, dentro de 20 años, habremos reducido drásticamente nuestra huella de CO2. Nuestras emisiones residuales estarán sujetas a programas de compensación de carbono. No se trata de comprar derechos para contaminar. Es un esfuerzo considerable. Orange se adelantará diez años al acuerdo de París o a la industria de las telecomunicaciones, que tienen como objetivo el 2050. Tenemos un primer paso en 2025, con una reducción del 30% de nuestras emisiones. Entre 2016 y 2018, los redujimos en un 3%, a pesar de que nuestra base de clientes creció. Tenemos que multiplicar este esfuerzo por seis, a partir de ahora.

¿Cuánto va a invertir el grupo Orange en energía renovable?

Para alcanzar nuestro objetivo de un 50% de energía renovable a nivel de Grupo para 2025, en comparación con el 18% actual, desarrollaremos la energía solar en África - esto es lo más importante, pero también en España, y la energía eólica en Polonia. Entre otras iniciativas, vamos a comprar a los proveedores de energía limpia, o estableceremos proyectos en asociación, como hemos hecho en Jordania, donde nuestras granjas solares producen el 75% de la electricidad consumida por Orange y pronto el 100%. De aquí a 2025, estas inversiones ascenderán a unos 100 millones de euros. Ya están incluidos en las previsiones de inversión de nuestra red.

¿Cuáles son las palancas para generar esos ahorros?

Los desarrollos tecnológicos nos ayudarán mucho. El 80% de nuestro consumo proviene de las redes. La fibra consume tres veces menos electricidad que el ADSL. Y la 5G, que es objeto de mucho debate, será una red móvil más eficiente desde el punto de vista energético, con un ahorro de alrededor del 30% con un uso constante.

¿No es el problema solo que los usos están explotando? Hay una contradicción en actuar por el clima al animar a los consumidores a transmitir vídeos 4K en el metro...

Hay que educar y animar a los consumidores a ser digitalmente respetuoso, como hemos promovido a través de una campaña titulada "Vivir bien digitalmente". Los operadores tienen una responsabilidad. No podemos ofrecer dos caras ante el mismo problema.

¿Se debería construir una única red nacional de 5G en Francia para así reducir el consumo?

Probablemente no habrá una única red. Pero con el 5G permitirá desarrollar un alto nivel de mutualización. No es una coincidencia que se multipliquen los acuerdos de este tipo entre operadores de todo el mundo. Orange los ha firmado en España, Polonia y Bélgica. En Francia, algunos de nuestros competidores ya están compartiendo sus redes en gran medida, y también estamos pensando en ello.

¿Por qué no apagar las viejas redes 2G y 3G?

La pregunta es pertinente. No vamos a jubilar las redes indefinidamente. El uso de la 2G está disminuyendo drásticamente y las tecnologías alternativas pueden apoyar sus usos. Para 2025, en Europa, podemos prever la extinción de la 2G, al menos para el público en general.

Cada año, los empleados de Orange vuelan 250 millones de kilómetros en avión, sin mencionar la conducción. ¿Deberían todos estos viajes ser reemplazados por videoconferencias y teletrabajos?

No creo que sea deseable. En Francia, el 21% de nuestros empleados teletrabajan regularmente. Generalizarlo en todas partes y todo el tiempo sería deshumanizante. Pero tenemos que hacer esfuerzos. Los viajes representan el 7% de nuestro consumo de energía. Ya utilizamos la videoconferencia para todos los informes trimestrales de los países. A partir de este año, reduciremos el número de viajes entre Europa y África en un 20%. También electrificaremos nuestra flota de vehículos profesionales: 5% de la flota actual, 45% en 2025.

¿Un operador más ecológico significará precios más altos para los consumidores?

No. Las ganancias de productividad deben ser capaces de absorber este esfuerzo sin ningún impacto en los precios.

Quiere recoger y reciclar el 30% de los móviles puestos en servicio por Orange en Europa para 2025, el 20% en África. Hoy en día, no se recoge nada en la mayoría de los países. El objetivo parece muy alto...

Se estima que 100 millones de teléfonos duermen en cajones sólo en Francia. Orange recaudó 1,1 millones el año pasado. Es más que todos nuestros competidores juntos, pero tenemos un margen. Vamos a multiplicar los puntos de recuperación, dando prioridad a los países donde hoy no existe nada.

© Les Echos

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint