Empresas y finanzas

El beneficio de GSK crece un 28% en 2019, hasta 5.500 millones

  • La división de vacunas crece un 21%

El laboratorio británico GlaxoSmithKline (GSK) registró un beneficio neto atribuido de 5.484 millones de euros en el conjunto de 2019, lo que equivale a un incremento del 28% en comparación con el ejercicio anterior, según ha informado este miércoles la empresa.

La facturación entre enero y diciembre se situó en 39.860 millones de euros, un 9,5% más. Por segmentos de negocio, los ingresos de la división de fármacos avanzaron un 2%, hasta alcanzar los 20.729 millones de euros, mientras que la cifra de negocio del área de productos de consumo e higiene se elevó un 17%, hasta 10.622 millones de euros. Al tiempo, las ventas de la rama de vacunas se situaron en 7.157 millones de euros, un 21% más.

"GSK logró un buen rendimiento en 2019 con crecimiento en los ingresos y los beneficios junto con una buena generación de efectivo", ha subrayado la consejera delegada del laboratorio, Emma Walmsley.

El coste de los productos vendidos creció un 15,8%, 14.007 millones de euros, al tiempo que los gastos de venta, generales y administrativos se situaron en 13.463 millones de euros, un 15% más. La partida de investigación y desarrollo (I+D) se elevó hasta 5.393 millones de euros, un 17,3% más.

Entre octubre y diciembre, GSK obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.533 millones de euros, un 6,9% más, tras un alza de los ingresos del 8,6%, hasta 10.508 millones de euros. De cara a 2020, la compañía ha pronosticado un descenso de las ganancias de entre el 1% y el 4%, aunque han alertado de que esta previsión excluye el impacto de futuras desinversiones así como del brote de coronavirus surgido en China.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.