Empresas y finanzas

La sostenibilidad, clave en el capital riesgo

Miguel Zurita, presidente de Ascri.

Ya no vale todo. El capital privado lleva años realizando una importante apuesta por demostrar que la rentabilidad no es el único aspecto que valoran a la hora de invertir. Cada vez es más frecuente que los gestores de capital privado introduzcan elementos de sostenibilidad y buen gobierno (ESG, por sus siglas en inglés) en sus inversiones con el objetivo de ser auténticos transformadores de la economía española. En este contexto, la patronal del sector (Ascri) ha presentado esta mañana junto a PwC la Guía de inversión responsable para el sector del Private Equity y Venture Capital.

Para Ignacio de Garnica, socio responsable de Private Equity de PwC, "cualquier gestor sabe ya que la excelencia operativa no se puede tener sin considerar los criterios ESG porque están convencidos de que son una fuente para incrementar el valor de una inversión. Además, hemos detectado el creciente interés de inversores dispuestos a pagar sobreprecios por compañías que son realmente sostenibles". Por su parte, el presidente de Ascri y managing partner de Altamar, Miguel Zurita, ha hecho hincapié durante su intervención en la importancia de aplicar estos criterios y en cómo cada vez más gestoras están incluyendo los ESG como parte de su ADN. Sin embargo, ha apuntado también que "estamos todavía en una fase un poco defensiva de mitigar riesgos, pero deberiamos pasar a la ofensiva porque hay muchísimas oportunidades para mejorar".

A continuación, Pablo Bascones, socio responsable de servicios de ESG, Sostenibilidad y Cambio Climático de PwC, ha presentado el documento adelantando cifras tan relevantes como que sólo el 25% de los activos gestionados en España cumplen con criterios ESG pese a que el 85% de los inversores considera que la aplicación de estos parámetros mejora la rentabilidad. En dicha guía, esta firma de servicios profesionales señala que la clave para el éxito de la aplicación de estos criterios se basa en la gestión interna.

Elementos clave

Así, señala algunos elementos como la importancia de definir responsabilidades en función del tamaño y la estrategia de inversión ("sabiendo cuál es la motivación, si queremos hacer inversión de impacto o excluyendo sectores", añade Bascones); contar con una política de inversión basada en los estándares existentes; establecer compromisos de cara al futuro; reportar a los inversores (LPs, por sus siglas en inglés); así como formar y concienciar al equipo gestor. Por ello, destacan desde PwC, es fundamental que estos criterios se apliquen en todas las fases de la inversión: desde el levantamiento de fondos a la desinversión pasando por el momento de la compra y el periodo de inversión.

También ha participado en el evento Oriol Pinya, socio fundador de Abac Capital, una de las gestoras nacionales más avanzadas en la aplicación de la ESG a sus inversiones. Así, Pinya destacó que cuando pusieron en marcha esta firma "teníamos claro que queríamos hacer inversiones en valor de una forma muy sostenible. Vivimos en una situación de emergencia en ESG, no sólo a nivel del cambio climático, sino que en los últimos años ha habido una gran brecha entre ricos y pobres por la globalización, y también estamos en una crisis de la democracia. Esto al final es cosa de cómo se gobiernan las compañías y la sociedad. Por eso, creemos que es nuestra responsabilidad crear valor sostenible en nuestras participadas y tener impacto en la comunidad. Es importante pasar de la teoría a la práctica: en general, casi todos reportamos una serie de indicadores a nuestros LPs, pero otra cosa diferente es marcar objetivos y comprometernos con el cambio".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin