Empresas y finanzas

Torres (BBVA) niega cualquier responsabilidad en el 'caso Villarejo', pero se resiste a defender a Francisco González

  • El directivo sostiene que los hechos están judicializados...
  • ... por lo que no hace valoraciones sobre otras personas
El presidente de BBVA, Carlos Torres.

El presidente de BBVA, Carlos Torres, se ha negado a defender la inocencia y honorabilidad de su antecesor en el cargo, Francisco González, a diferencia del año pasado cuando hizo una encendida defensa. Le llegó a calificar de guía y modelo entonces. Pero ha rechazado cualquier responsabilidad suya sobre la trama de espionaje -caso Villarejo- al conocer de primera mano lo sucedido en su caso.

Torres, durante la presentación de resultados de 2019 ha señalado que no va a hacer ninguna valoración sobre personas ya que el caso está judicializado. Hace un año la Audiencia Nacional ya había abierto su investigación sobre los presuntas escuchas ilegales de Villarejo entre 2004 y 2017, por el que el banco y Francisco González están imputados y han tenido que declarar ante el juez y la Fiscalía, por lo que la situación es la misma. "De otras personas no puedo ni debo hablar", ha señalado.

Tampoco ha querido hacer ningún comentario sobre la posibilidad de que el expresidente vuelva a su puesto de honor en la entidad y en la Fundación, que dejó de manera temporal en marzo pasado.

Torres, en cambio, sí ha asegurado que el caso judicial no ha impactado en el negocio ni en la reputación de BBVA como demuestran los resultados y la captación de clientes, además de la cotización, que subió durante el ejercicio anterior.

Asimismo, ha destacado que las relaciones con el BCE son intensas y buenas y que ya le trasladó que no podía informarle sobre la investigación interna al estar el caso judicializado. Por eso se ha mostrado sorprendido por el hecho de que en diciembre se publicara que la entidad no había aportado los datos y que el organismo supervisor había tenido que reclamarlos a la Audiencia Nacional.

Para el presidente lo importante es que se aclaren cuanto antes los acontecimientos y instrucción, por lo que vería con buenos ojos la apertura inmediata del secreto judicial de la causa. "Cuanto antes acabe mejor", ha dicho. Asimismo ha recordado que el banco ya defendió su no responsabilidad en la trama de espionaje en la declaración que realizaron los representantes legales a finales de 2019.

El presidente del banco no ha querido entrar en especulaciones, pero ha dejado la puerta abierta sobre las consecuencias que tendría una imputación del consejo de administración, aunque tampoco ha dado por seguro una dimisión de sus miembros. "No hay automatismo" entre un supuesto y otro, ha indicado.

El órgano rector, sin embargo, sufrirá cambios de manera inminente ante el fin de los mandatos de algunos de los vocales, algunos de los cuales llevan mucho tiempo y todos proceden de la etapa de Francisco González. Los nuevos nombramientos se someterán a la junta de accionistas de mediados de marzo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin