Empresas y finanzas

Unos 166.350 aspirantes compiten este domingo por uno de los 4.000 puestos que ofrece Correos

  • Un 'macro examen' simultáneo en 86 ubicaciones de 29 ciudades

Un total de 166.350 aspirantes se enfrentan este domingo, 19 de enero, al examen para intentar conseguir uno de los 4.005 puestos de personal laboral fijo que Correos ofrece en su mayor oferta de empleo público de la última década, según informó la sociedad postal.

Se trata de un 'macro' examen, dado que la prueba se realiza de forma simultánea en 86 distintas ubicaciones repartidas por un total de 29 ciudades.

Del total de empleos en liza para trabajar en todas las provincias del país, 2.618 son para puestos de cartero, tanto a pie como motorizado, otros 725 para agente de clasificación y los 662 restantes, para atención al cliente en oficinas.

La convocatoria de empleo, fruto del acuerdo plurianual de empleo firmado entre Correos y sus sindicatos, ha recibido un total de 166.348 solicitudes lo que, para la compañía, "refleja el reconocimiento de la marca como empleadora de calidad y una empresa atractiva para trabajar".

En virtud del examen, que tendrá carácter eliminatorio, los aspirantes deberán mostrar sus conocimientos sobre materias relacionadas con los servicios, productos y procesos de trabajo de Correos. El proyecto de selección se completará con una fase posterior de méritos en la que se valorará la experiencia y formación de los candidatos a los puestos.

Correos indicó en un comunicado que más de 3.500 empleados de la compañía trabajarán durante toda la jornada para garantizar el correcto desarrollo del proceso selectivo que, dado su dimensión y el número de participantes, "constituye una esfuerzo logístico y de organización".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.