Empresas y finanzas

La terapia celular de Novartis gana la batalla a la leucemia

  • La farmacéutica estima que la supervivencia se alcanza en un 62% de los casos
Foto: Reuters

La leucemia linfoblástica aguda tipo B es uno de los cánceres infantiles con mayor prevanlencia. Muchos de los casos, entre el 85% y el 90% según la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, responden a las primeras líneas de tratamiento, pero aun así hay niños que, o bien rechazan esos fármacos o bien recaen en su enfermedad. Es para esos casos donde Novartis hizo un esfuerzo innovador y consiguió poner en el mercado una de las terapias avanzadas con mayor recorrido: los medicamentos CAR-T.

El fármaco, cuyo nombre comercial es Kymriah, está indicado para ese nicho de pacientes que no han respondido a, al menos, dos tratamientos anteriores. Hasta hoy no había solución para ellos, pero ahora tienen una posibilidad, como se ha podido ver en el Hospital de La Paz de Madrid. Aún con la buena noticia, desde la Comunidad de Madrid se muestran cautos con esta terapia al no haber experiencia previa con ella. "Estamos muy satisfechos del resultado obtenido, pero también es cierto que el paciente estará en observación durante los próximos 18 meses", asegura la responsable de la Estrategia de Terapias Avanzadas de la Comunidad de Madrid, Encarnación Cruz.

Novartis prepara una planta en Suiza y otra en Francia ante la demanda que se espera

Este periodo es el establecido para ver que la terapia ha funcionado perfectamente. De hecho, el acuerdo de financiación que se alcanzó entre el Ministerio de Sanidad y Novartis lo contempla. Una parte del reembolso de la terapia está condicionada a superar este plazo sin presencia de la enfermedad. El precio de la terapia es de 320.000 euros y existen dos pagos: al inicio unos 180.000 euros y al final del proceso, el resto.

Los datos que maneja hoy Novartis son positivos. "La supervivencia libre de recaída fue del 62% a los 24 meses y la mediana de duración de la respuesta y la de supervivencia global no se han alcanzado, lo que significa que las respuestas son profundas y mantenidas y confirman el potencial de que Kymriah sea la terapia definitiva para muchos pacientes", aseguran.

Estas terapias necesitan un complejo proceso de enriquecimiento celular para vencer al cáncer. Hasta ahora se desarrollaba en Estados Unidos, pero Novartis prepara una planta en Suiza y otra en Francia ante la demanda que se espera.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Pedro y Pablo
A Favor
En Contra

¡Malditas multinacionales!

Deberían tributar mas. Pronto se van a enterar.

Puntuación 0
#1