Empresas y finanzas

La apuesta por la digitalización, clave para el futuro del sector inmobiliario

  • Nueva publicación 'La vivienda a fondo'
  • Marcos Beltrán, director comercial de Altamira
Marcos Beltrán Director comercial de Altamira

La transformación digital llegó hace tiempo al sector inmobiliario. El mercado que conocemos poco o nada tiene que ver con el de antes de la crisis y hoy podemos hablar de un nuevo modelo de negocio basado, sobre todo, en la profesionalización y la digitalización.

En Altamira siempre hemos apostado por la tecnología y la transformación digital del sector. Este es, de hecho, uno de los ejes principales de nuestra estrategia y nos ha permitido experimentar una profunda transformación en los últimos años que nos ha llevado a convertirnos también en líderes en digitalización.

La plataforma 'My Altamira' supone una nueva forma de trabajar para los API

Nuestro principal objetivo es acelerar el 'time to market' de nuestros activos y para ello simplificamos procedimientos, agilizamos los trámites y nos apoyamos en la tecnología para reducir los tiempos y mejorar las ventas.

Como resultado, nace 'My Altamira', una plataforma de gestión de activos inmobiliarios de los 'servicers' que digitaliza y simplifica el trabajo de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API), uno de los principales canales de venta del sector.

La plataforma supone una nueva forma de trabajar para los API, que podrán consultar en un solo clic datos fundamentales para su trabajo diario, como sus activos, las ventas del mes, las reservas, los nuevos activos publicados en la zona, los cambios de precio en los inmuebles o los activos que en ese momento se promocionan en las campañas de marketing. Además, podrán ordenar y organizar la lista de tareas que tienen bajo su responsabilidad.

La apuesta por la transformación digital seguirá siendo una parte fundamental de la estrategia de Altamira

Con 'My Altamira' avanzamos en la digitalización de los procesos del sector inmobiliario. Por ejemplo, los API podrán subir fotografías de los inmuebles, adjuntar la documentación del cliente o firmar digitalmente el contrato de compraventa desde su propio móvil o tablet, lo que facilitará la gestión de los trámites burocráticos a la hora de formalizar transacciones inmobiliarias.

La plataforma ya está disponible y ha sido bien recibida por el sector. Los propios API nos han dicho que es una herramienta muy funcional y muy sencilla, que les está permitiendo una gestión más fluida de su trabajo. Además, valoran especialmente tener que recurrir a un único canal que digitaliza todo el proceso, algo que puede ayudarles a mejorar sus cifras de ventas. Y ese es precisamente uno de los objetivos que perseguíamos.

En el futuro, la apuesta por la transformación digital seguirá siendo una parte fundamental de la estrategia de Altamira, basada en tres atributos diferenciales: 'on boarding' de nuevas caretas de activos a nuestra plataforma de manera ágil, eficiente y muy competitiva, sistemas de 'datamining' para analizar tendencias de mercado y 'reporting' en tiempo real de la actividad comercial de los activos y herramientas de marketing digital de última generación para conectar cada activo con su potencial comprador.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.