Empresas y finanzas

Altamira lanza una plataforma pionera de gestión de activos inmobiliarios para APIs

  • La herramienta englobará unos 120.000 inmuebles que gestiona el servicer
  • A través de su división de promoción entregará unas 2.300 viviendas este año
Marcos Beltrán, director comercial de Real Estate Altamira. Foto: Archivo

Altamira da un paso más en su estrategia de gestión de activos con el lanzamiento de una plataforma pionera que engloba todo el proceso de comercialización de los inmuebles.

Este nuevo proyecto, bautizado como My Altamira, persigue el objetivo de ampliar la red de comercialización del servicer, que actualmente trabaja con unos 1.000 APIs  (Agentes de la Propiedad Inmobiliaria). 

"Esta nueva plataforma unifica y simplifica el trabajo de los agentes, que cuando entran en el mercado de los servicers se topan un operaciones que están reguladas", explica Marcos Beltrán, director comercial de Real Estate de Altamira, que asegura que con esto les "ayudamos a reducir los tiempos de gestión, a agilizar los trámites burocráticos y a tener una visión global de la estrategia de venta". 

"Por primera vez esta herramienta se podrá utilizar en multi dispositivo, lo que permitirá, por ejemplo, que el cliente cierre una reserva estando en la misma propiedad y sin necesidad de trasladarse a la oficina", apunta el directivo, que destaca que "las pruebas piloto hablan de porcentajes significativo en el crecimiento de la facturación de las APIs al reducirse notablemente el tiempo de cierre de las operaciones".

Actualmente Altamira cuenta con un volumen total de activos financieros e inmobiliarios bajo gestión de más de 50.000 millones en tres países. Entre estos activos, se incluyen unos 120.000 inmuebles que se podrán gestionar en esta plataforma.

Diversificación del negocio 

El lanzamiento de esta aplicación forma parte de la apuesta de Altamira por la transformación digital del negocio inmobiliario, uno de los ejes principales de su estrategia. El servicer ha experimentado una profunda transformación en los últimos años en los que ha ido incrementando su cartera de activos y también ha dado el salto al mercado internacional, entrando en Chipre y Portugal en 2017 y en Grecia el pasado ejercicio. 

También en 2018 diversificó su negocio lanzando una línea especializada en promoción que se opera a través de Altamira Singularity. "Con esta división, el año pasado entregamos más de 2.300 viviendas y este año será una cifra similar", explica Beltrán, que asegura que el "sector está adaptando su actividad a la capacidad de absorción de la demanda".

"El mercado inmobiliario en España goza de buena salud en estos momentos"

"El sector no se ha vuelto loco con el volumen de oferta que ha puesto en el mercado, ya que es el propio mercado el que para ese crecimiento de oferta cuando ve que los precios no crecen lo suficiente", explica el directivo, que señala que hay zonas del país "que todavía no se han recuperado de la crisis anterior. Incluso en la misma ciudad se dan situaciones muy dispares". 

El servicer, que arrancó su actividad con un contrato de gestión de activos de Sareb, "que vence en dos años y medio", cree que el mercado de venta de carteras de REOs y NPL sigue teniendo recorrido en España.

"Sigue habiendo oportunidades de compra de carteras y los fondos con los que trabajamos están inmersas analizando estas operaciones, por lo que esperamos que nuestro volumen en gestión pueda crecer", destaca Beltrán.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.