Empresas y finanzas

Juan Roig, presidente de Mercadona, dobla su apuesta por el 'tren supersónico'

  • Su brazo inversor Angels Capital ampliará su participación en Zeleros
  • La 'startup' trabaja en un 'hyperloop' que tenga los costes del AVE
  • Viajaría a mil por hora gracias a un tubo al vacío y levitación magnética
Imagen de Zeleros.
Valencia

El brazo inversor de Juan Roig, Angels Capital, ha aportado fondos hasta la fecha a un selecto grupo de tan solo 14 proyectos emprendedores. Se trata de iniciativas muy distintas entre sí -un desarrollador de videojuegos, una plataforma para el alquiler de barcos, una cadena de comida japonesa...- pero las singularidades de una de ellas (en la que va a seguir invirtiendo el empresario) sobrepasan con creces las de todas las demás. Se trata de Zeleros.

El proyecto se centra nada menos que en el desarrollo de un 'tren supersónico' para viajar por un tubo al vacío combinando la levitación magnética y la propulsión: el denominado hyperloop. En el caso de esta empresa valenciana la apuesta consiste en abaratar los costes del medio de transporte hasta situarlos en las cifras de la Alta Velocidad Española. Eso sí, con la posibilidad de viajar mucho más rápido: a alrededor de 1.000 kilómetros por hora, solo 200 por debajo de la barrera del sonido.

Según reconocen abiertamente fuentes de Angels Capital, esta iniciativa puramente industrial representa "una excepción" entre sus inversiones, que se caracterizan por ser negocios rentables que se encuentran ya en marcha. "Es el único de todos que está en fase de desarrollo de producto. Se ha hecho una excepción por lo revolucionario que es, porque es innovación pura", argumenta a elEconomista José Peris Ombuena, gerente de inversiones de la firma.

El directivo rehúsa precisar la participación exacta que tiene Angels en esta empresa. Afirma que de momento es "muy minoritaria", si bien revela que la ampliarán. "Hay una cantidad ya aportada y otra parte comprometida", anuncia, y en la misma línea agrega que Angels Capital es un "potencial inversor" en la ronda de financiación de 5 millones que Zeleros tiene completada al 75%. "Una parte importante se cubrirá con fondos públicos, y también acudirán multinacionales", anticipa.

Juan Roig, en Lanzadera. EE

Al margen del porcentaje que resulte de esta ampliación, la realidad es que la empresa ya se encuentra al regazo de Juan Roig. La firma, un proyecto que nació en la Universitat Politècnica de València (UPV) y que concurrió al concurso de ideas de Elon Musk (fundador de Space X y Tesla) para desarrollar este medio de transporte, lleva a cabo su actividad en las instalaciones de Angels Capital en la Marina de Empresas tras pasar también por su aceleradora (Lanzadera). Este mismo jueves el CEO de Zeleros, David Pistoni, participó junto a Roig en un acto en defensa del Corredor Mediterráneo.

¿A qué responde este interés? ¿Qué ha llevado al líder español de la distribución a fijar su mirada en el llamado a ser el 'quinto medio de transporte'? ¿Qué negocio futuro ha visto en la firma? Las respuestas más ajustadas a estas preguntas las ofreció Álex González Urbón como responsable de Angels en Zeleros, en un extenso artículo titulado Hyperloop, el transporte del futuro. El entonces responsable del proyecto detalló en su escrito que "el ecosistema hyperloop está compuesto por una serie de startups que, en estados más o menos avanzados, están dando sus primeros pasos en el desarrollo de esta tecnología", entre las que precisó las firmas estadounidenses Virgin Hyperloop One (VH1) y Hyperloop Transportation Technologies (HTT), la canadiense Transpod, la holandesa Hardt, la polaca Hyper Poland y la española Zeleros.

Pese a centrarse todas en el mismo medio de transporte, existe un criterio que las divide en dos grupos diferenciados, según explica a elEconomista el propio David Pistoni, que además de CEO es el cofundador de Zeleros junto a Daniel Orient y Juan Vicen. "Todos los proyectos se basan en la levitación en un espacio al vacío para desplazarse en un entorno sin fricción y alcanzar velocidades de hasta 1.000 kilómetros por hora. Es un concepto que combina la velocidad del avión con la agilidad del metro, pero con una quinta parte de consumo y cero emisiones al ser eléctrico", relata.

David Pistoni, CEO y cofundador de Zeleros. GUILLERMO LUCAS

La disparidad de criterios, agrega, se produce al escoger cómo se mueve la cápsula (pod) por el tubo. "Nosotros, como los canadienses, apostamos por hacer la infraestructura más barata y por concentrar la tecnología en el vehículo. Se trata de instalarle un motor como el de un avión, pero eléctrico. Crear una especie de avión sin alas", cuenta. El pod, de cerca de 5 metros de diámetro y con capacidad para 100 pasajeros -o un contenedor de mercancías de 40 pies-, tendría además incorporado el sistema magnético para levitar y evitar la fricción.

Por contra, según indica en su artículo Álex González, "las propuestas de Virgin Hyperloop One y HTT -que son las que más financiación han obtenido hasta la fecha- no son escalables para largas distancias porque apuestan por los motores lineales o, lo que es lo mismo, por tirar cobre en toda la pista, tal y como hacen los trenes de levitación magnética", el popular tren japonés Maglev.

Según Pistoni, los actuales trenes de levitación tienen costes de hasta 120 millones de euros por kilómetro en el caso de los japoneses y de unos 40 en el caso de los modelos chinos. No obstante, mediante la opción de concentrar la tecnología en el vehículo para abaratar la infraestructura estiman que pueden reducir el coste a los alrededor de 20 millones de euros que cuesta el kilómetro de AVE. "Permitiría crear una red de metro mundial, ideal sobre todo para trayectos de entre 400 y 1.500 kilómetros", considera.

El equipo de Zeleros posa para 'elEconomista'. GUILLERMO LUCAS

Además, según agrega, la apuesta de Zeleros permite operar con presiones inferiores en el tubo (lo que supone un entorno más seguro y un ahorro en aislamiento) así como un cilindro más ajustado al vehículo (al evitar, gracias al motor que lo propulsa, el efecto jeringuilla que sí se genera en la opción alternativa).

Teniendo en cuenta estos elementos, la apuesta de González es clara: Tanto Transpod como Zeleros "son quienes más papeletas tienen para terminar desarrollando un modelo de hyperloop que tenga la viabilidad económica necesaria para que se convierta en el quinto medio de transporte humano". La empresa proyecta la construcción de una pista de 2 kilómetros en línea recta para testar el medio de transporte a escala 1/3. En 2018 el presidente valenciano, Ximo Puig, anunció que el lugar escogido era Parc Sagunt.

¿Dónde estará el negocio de Zeleros?

Por contra, el pronóstico que hace González en su artículo es que Zeleros "no montará un hyperloop". "Pero tampoco lo harán HTT o VH1. Todas ellas se acoplarán a algún tipo de joint venture, consorcio o UTE al más puro estilo AVE para construir rutas. En esos proyectos la mayoría del presupuesto lo consumirán las constructoras de obra civil -como Sacyr, Acciona, etc.- y las acereras -Arcelor Mittal, por ejemplo-. Pero también participarán empresas de control, electrificación, electrónica de potencia, bombas de vacío, etc.", según desglosa.

"En este panorama las startups enfocadas en el transporte del futuro posiblemente jueguen el papel de aportar patentes y coordinar el proyecto. Aunque también es factible que fabriquen el vehículo -como es el objetivo de Zeleros- o al menos partes específicas del mismo, como por ejemplo los sistemas de levitación. No obstante, lo más probable es que sean las CAF, Siemens, Alstom, Talgo, Airbus, Bombardier y 'compañía' quienes lideren la fabricación de los vehículos, ya sea en coordinación con las startups o habiendo adquirido alguna de ellas", augura. Pistoni, preguntado al respecto, enfatiza en "la importancia de colaborar entre las startups y las industrias".

Figuración del vehículo de Zeleros. EE

Álex González agrega que "para entender cómo de bien lo está haciendo una startup de este vertical hay que prestar mucha atención a sus partnerships con grandes corporaciones y, sobre todo, al grado de implicación y de profundidad de dichos acuerdos". "A mí, personalmente, me dio mucha tranquilidad cuando decidimos invertir en Zeleros que líderes en lo suyo como Altran me dijeran que ellos pensaban que Zeleros era la mejor propuesta tecnológica del ecosistema hyperloop y que les iban a apoyar desde el principio del camino", reconoce el exdirectivo de Angels Capital.

Pistoni, al respecto, precisa que en materia de financiación -además de Angels Capital- cuentan actualmente con el respaldo de "inversores como Plug and Play TC -la mayor plataforma tecnológica de innovación de Silicon Valley, que aceleró a empresas como Google, PayPal o Dropbox-", así como el de la mencionada Altran, "otros inversores privados" y fondos públicos.

Cómo, cuándo y dónde

La "apuesta personal" de González es que "EEUU tendrá una gran empresa privada de hyperloop como tiene a Boeing en aviación y Europa tendrá un consorcio al estilo Airbus". "Desde el primer momento estoy viendo un clima de cooperación muy intenso entre las startups europeas -y la canadiense- y un amparo grande por parte de la UE, tanto a nivel regulatorio como económico", agrega.

En cualquier caso, destaca que "no veremos un sistema hyperloop comercial 100% funcional hasta, como mínimo, el año 2024". La otra gran incógnita es dónde se desarrollarán las primeras rutas. La reflexión del directivo es que "no se situarán en países con una red ferroviaria de alta velocidad potente". "Probablemente se sitúen en países con mucha superficie, grandes núcleos poblacionales y una regulación laxa de la propiedad privada. Si juntamos todos los ingredientes y agitamos la coctelera aparecen países como Rusia, Kazajistán, Arabia Saudí e India", especula.

Simulación del interior del 'pod'. EE

Un escenario altamente probable es que el primer 'tren supersónico' tipo hyperloop transporte exclusivamente mercancías, tal vez para conectar "dos puertos, un puerto y un aeropuerto o dos grandes centros logísticos". " Tendrá valor como primer test real, más que como una ruta eficiente en sí misma. Esto ocurrirá así porque es de prever que las regulaciones específicas para el transporte seguro de seres humanos no puedan desarrollarse al 100% hasta que no haya un modelo funcional a escala real que transporte mercancía", destaca González.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum9
forum Comentarios 9
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

cumfraude
A Favor
En Contra

El voxtion puede ser de ordago para este visionario.. y para los del tren bala! jaja

Que siga con lo suyo que ya le va grande y que ponga el 1/2 litro al refresco de lima que recortó, los 60c del brick fryday de tintorro y el salmon!

Puntuación -12
#1
Cuchufletas
A Favor
En Contra

A precio de AVE? Será que no está saliendo caro desde el pelotazo del sr.X para los desplazamientos a doñana o los cortijos de la jjaa! jaja

Y el resto más de lo mismo! Encima ahora si operan franchutes y guiris, les pagamos las vías! O costean los gastos de mantenimiento y demás?

Puntuación 6
#2
Carlos
A Favor
En Contra

@2

Lo tiene todo atao.... franceses operan y mantienen el "invento" a cambio de que le dejen poner mercadonas en Toulouse

Puntuación -2
#3
O no ?
A Favor
En Contra

A ésto, se le llama coloquialmente calentar un valor. Se mete algo de pasta, se airea a los cuatro vientos para que muchos reclutas entren e inflen el valor, cuando está suficientemente inflado, se saca lo que se metió pero cautelosamente y muy revalorizado, y después, el "invento", funcionará o no, pero el beneficio ya está hecho. Así actúan los muchimillonarios famosos (obvio nombres, de sobra publicitados y conocidos) para forrarse con los ahorros de la gente que curra, ahorra..., y sueña con sacar algo a sus ahorros.

No se comporten como reclutas, la info publicada suele ser ropa vieja.

Puntuación 14
#4
El Virtuoso de la economía.
A Favor
En Contra

La mejor tecnología será la del tubo sin aire, así los trenes podrán circular a 4000 km por hora evitando las explosiones sónicas....cualquier hiperloop que vaya por un tubo con aire nunca podrá superar la velocidad del sonido.

Puntuación 2
#5
forrest gump
A Favor
En Contra

Las prisas y la velocidad son la riqueza de los pobres y los tontos, si lo bonito del tren son los paisajes como los disfrutaremos?????

Puntuación 7
#6
yomismo
A Favor
En Contra

Que graciosos... dicen "a precio de Ave" como si eso fuera sinonimo de "economico".

Señores! Despierten! Que sale mas barato volar de Madrid a Londres, que coger un Ave de Madrid-Valladolid (216km)

Puntuación 10
#7
Mejor invertir en lo de siempre no?
A Favor
En Contra

No entiendo porque no ha invertido en especular con la vivienda que es lo que mejor se sabe hacer en España con permiso de todos los partidos políticos.

Puntuación 8
#8
Usuario validado en elEconomista.es
S Paradox
A Favor
En Contra

El tren supersónico parece caro, complejo, claustrofóbico, con velocidades innecesariamente altas para las dimensiones de la península Ibérica, y además, no queda claro si la forma en que los californianos dan 'sub-contratas' es una 'seeding campaign' campaña de marketing, una mordida, una subvención oculta a amiguetes, o una externalización de la I+D con recurso a fondos públicos del lugar asociado.

Como la parte contratante de la primera parte de los hermanos Marx: ¡No me gusta!

Me sigue gustando el 'Tren Vertebrado' de Goicoechea, Talgo, sencillo, probado, capaz de llevar carga, y con velocidades propuestas de hasta 400 km/ h con la tecnología actual, que es económica.

Puntuación 0
#9