Empresas y finanzas

EY impulsa su área de Transacciones y eleva al 15% su crecimiento

Sede madrileña de EY. Foto: Archivo

Juan López del Alcázar asumió hace algo más de un año el liderazgo del área de Transacciones de EY en España, tras la salida de Rafael Roldán. Tras años trabajando codo con codo, primero en la boutique financiera Ambers & Co y posteriormente en EY (que integró esta compañía hace siete años como consecuencia de un plan de agresivos fichajes para reforzar esta línea de negocio), López del Alcázar se puso a los mandos de Transacciones el pasado año. Desde 2013, esta área ha multiplicado su tamaño por cuatro en términos de facturación y el principal reto que enfrenta es mantener el ritmo de crecimiento por encima del 15% que están registrando este ejercicio, en un momento en el que la temida sombra del cambio de ciclo sobrevuela el mercado.

"Por ello, nuestra estrategia se centra ahora mismo en dos puntos clave: convertirnos en el asesor de referencia de las compañías no sólo centrándonos en la creación de oportunidades propietarias, algo que llevamos haciendo muy bien durante varios años, sino también en los servicios posteriores a la operación (integración, carve-outs...) y acercarnos a las compañías en situaciones especiales, es decir, aquellas que no estén cumpliendo su plan de negocio y necesiten mejoras operativas", explica el socio director de Transacciones (área que incluye todas las operaciones corporativas excepto las relacionadas con el sector financiero) y de Private Equity de EY España.

En lo que va de año, esta firma de servicios profesionales ha sido el asesor de relevantes transacciones, como la venta de Iberconsa -la segunda compañía pesquera española- al fondo estadounidense Platinum; la de los data centers de Telefónica a Asterion Industria Partners; o la venta de Pastas Gallo a ProA Capital, entre otras. En la actualidad, el equipo de Transacciones en España está conformado por unas 250 personas.

Buen momento

Operaciones multimillonarias que demuestran el potencial de crecimiento del negocio de las fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) en España. "En los últimos años hemos vivido una oleada de operaciones corporativas a buenos precios, este negocio va a seguir, pero se va a producir un acoplamiento entre la oferta y la demanda. Hay tanto dinero en el mercado disponible para invertir que a veces es complicado encontrar una compañía a la que destinar recursos", explica López del Alcázar a elEconomista.

"Tradicionalmente, la práctica de Transacciones ha estado muy vinculada a los fondos de capital privado, por lo que tenemos mucho margen para crecer dentro de las grandes empresas españolas, donde ya contamos con grandes clientes", argumenta.

Esta liquidez ingente, unida a la volatilidad de los mercados financieros y la agresividad en los procesos competitivos, está haciendo que cada vez las desinversiones mediante la venta a un tercero sea la opción preferida antes que el dual track (la doble vía de la desinversión que contempla de forma paralela una venta y una colocación en bolsa).

"Las compañías que cotizan han cambiado el 50% y las que hay han perdido capitalización. La bolsa cada vez es menos competitiva", explica López del Alcázar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.