Empresas y finanzas

BCP gana 270 millones de euros hasta septiembre, un 5% más

Foto: Archivo

El Banco Comercial Portugués (BCP), una de las mayores entidades financiera del país, cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 270,3 millones de euros, un 5% más que en el mismo período de 2018, informó la entidad este jueves.

En un comunicado remitido a la Comisión del Mercado de Valores lusa (CMVM), la entidad señaló que sólo en el tercer trimestre su beneficio neto ascendió a 100,5 millones, lo que ha permitido, subraya el BCP, que estos nueve meses sean los mejores desde 2007.

Por zonas, la actividad en Portugal creció hasta los 125,5 millones, mientras que el negocio internacional se redujo un 6,6% hasta los 131,4 millones.

Los resultados en Portugal se vieron favorecidos, entre otros, por la reducción del coste de riesgo, según el BCP, que ha destacado que la actividad internacional estuvo impulsada por las filiales de Polonia y Mozambique.

El margen financiero del banco -diferencia entre los intereses cobrados en préstamos y los pagados en depósitos- creció el 9,5%, hasta los 1.153 millones.

El producto bancario -equivalente a los ingresos de la entidad- se incrementó en un 0,8%, hasta los 997,5 millones, y los costes operacionales se elevaron en un 2,9%, hasta 470,4 millones.

En cuanto a los ratios de solvencia de la entidad, el "Core Tier 1 fully implemented" se situó en el 12,3%, por encima del 12% de hace un año.

El principal accionista del BCP es el grupo chino Fosun, que controla el 27% del capital, seguido de la petrolera angoleña Sonangol (20%), el fondo de inversión estadounidense Blackrock (2,8%), la eléctrica lusa EDP (2,1%) y otros accionistas menores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.