Empresas y finanzas

UGT, CCOO y CSIF llaman a los 1.700 trabajadores de Heineken en España a secundar la huelga de este miércoles

Los sindicatos UGT, CCOO y CSIF han convocado a las 1.700 personas que trabajan en Heineken España para secundar la huelga programada para este miércoles en todos los centros de trabajo.

Asimismo, a las 12:00 horas arrancará una concentración ante la sede de la empresa en Madrid, a la que se incorporarán trabajadores y trabajadoras procedentes de las cuatro fábricas (Sevilla, Jaén, Valencia y Madrid), de las oficinas centrales y del área comercial.

Las fuerzas sindicales han denunciado que la empresa ha dejado de negociar, externaliza actividades, despide al personal de forma "progresiva e indiscriminada", incumple el convenio, incrementa la carga de trabajo sin aumentar la plantilla y genera "incertidumbre" en las oficinas de Sevilla.

En un comunicado, CCOO anuncia que desde el turno de noche de ayer martes los trabajadores se empezarán a sumar a la convocatoria, de forma que se irán sumando a la protesta las plantillas que trabajan en los turnos de mañana y tarde de las cuatro fábricas de la cervecera.

Asimismo, el personal de las doce delegaciones comerciales y de las oficinas de Sevilla y Madrid también participarán en el paro de 24 horas. A la huelga le acompañará una concentración ante la sede de la empresa en la capital, donde llegarán cuatro autobuses cargados con doscientos trabajadores procedentes de las oficinas de Maestranza y del resto de fábricas.

"Lamentablemente, hace tiempo que Heineken España ha cambiado su 'modus operandi'; la multinacional toma decisiones, las ejecuta y, cuando ya es tarde y queda poco margen de maniobra, las pone en conocimiento de los sindicatos", denuncia CCOO.

Según el sindicato, la compañía ya ha despedido este año "de forma unilateral y por diferentes motivos (objetivos, individuales, bajo rendimiento y disciplinarios)" a unas doce de personas, además de haber subcontratado las actividades que venía realizando con personal propio e "incumplir los acuerdos, al negarse a considerar fijo discontinuo al personal eventual", al mismo tiempo que avisa de que no ha realizado las suficientes contrataciones, lo que aumenta la carga de trabajo y provoca "problemas de estrés en la plantilla".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.