Empresas y finanzas

Los promotores piden incentivos para facilitar la compra de pisos a los jóvenes

  • España necesita 120.000 viviendas nuevas al año para atender la demanda
  • Esperan que este año se alcancen los 115.000 visados, un 14% más que los 100.733 de 2018
Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de APCEspaña

El precio de la vivienda subirá este año de media en España entre el 3,5 % y el 5 %, según las estimaciones de la Asociación de Promotores de España (APCEspaña), que cree que el ciclo alcista se mantendrá, al menos, hasta 2022.

Aunque se trata de algo positivo para el sector, "ya que hemos entrado en una senda de normalización y las subidas han dejado de ser de doble dígito", apunta Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la asociación, este encarecimiento de los precios seguirá complicando aún más la situación para ciertos colectivos, como el de los jóvenes, que no tienen capacidad para acceder al mercado de la vivienda.

Según el directivo, este se ha convertido en un "problema estructural" y por ello, desde la asociación, demandan incentivos fiscales para la compra de viviendas y una mayor implicación por parte de la Administración para alcanzar acuerdos de colaboración público privada que permitan la construcción de pisos a un precio más asequible.

En este sentido, el presidente de APCEspaña recordó que "los principales tenedores de suelo son las distintas administraciones, pero a la hora de elaborar una fórmula, primero deben escuchar al sector". Así, apunta que "necesitamos seguridad jurídica y un margen adecuado y justo que puede moverse entre el 3,5% y el 6%".

Demanda residencial

Según las estimaciones de APCEspaña, en nuestro país "hacen falta 120.000 viviendas nuevas al año hasta 2030 para cubrir la demanda residencial", explica Gómez-Pintado, que hace referencia a las cifras que maneja el INE, que estima que hasta ese año se van a crear cerca de 1,8 millones de hogares. "Esta nueva demanda procederá principalmente del aumento de la inmigración y de la emancipación de los jóvenes", destaca Gómez-Pintado.

El presidente de APCEspaña asegura que este año se alcanzarán los 115.000 visados de obra nueva, lo que supondría un hito para el sector promotor tras la crisis, y un aumento del 14,16% respecto a los 100.733 que se dieron el año pasado. Tanto las cifras que se manejan para este ejercicio, como las que se ven necesarias para los próximos 11 años distan mucho de las que se dieron durante los años del boom, en los que se llegaron a alcanzar producciones de 868.000 viviendas, como fue el caso de 2016.

Según Gómez-Pintado, ahora el sector "se mueve en un camino de normalización". Así, el experto considera que la caída en las ventas que se ha registrado en los últimos meses se debe a la aplicación de la nueva Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario, que "ha provocado que las operaciones se retrasen tres meses en la notaría. Vamos a ver si el sector es capaz de recuperar ese decalaje para registrar todas las transacciones antes de que acabe el año". En este sentido, el directivo se mostró crítico con algunas de las novedades.

"Es un sistema que pensamos que es muy mejorable. Parece una ley más pensada para un cliente que vende su vivienda, pero no pensada para la entrega de grandes promociones, ya que cuando un banco tiene que subrogar muchas unidades se genera cuello de botella". Así, el directivo cree que "no es necesario esperar a que la licencia de primera ocupación esté concedida para empezar la tramitación. Debería bastar con el certificado final de obra".

Lo mismo sucede con la nueva ley del alquiler, que "está más pensada hacia el pequeño propietario una vez más y no para grande patrimonialistas. Si queremos que el sector se profesionalice no deben hacerse diferencias entre privados y el mundo empresarial. No entiendo por qué un particular puede acudir al desahucio exprés y las empresas no".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum7

Usuario validado en elEconomista.es
Isildur
A Favor
En Contra

Lo que tienen que hacer es bajar el precio de los pisos, "Ley de la oferta y la demanda".

Lo que no puede ser es subirse a la burra con los precios y que si no me compran los pisos, en vez de ajustar el precio, pues que alguien pague la demasía!

Ladrones!

Puntuación 14
#1
Hurl
A Favor
En Contra

Claro, ayudas a los jóvenes que van a parar ipso-facto a los promotores, propietarios, ...

Puntuación 11
#2
nicaso
A Favor
En Contra

Volvemos a las viejas fórmulas que tan malos resultados han dado, es decir, la ayuda fiscal al demandante y una oferta fija que no se adapta a la demanda. Ahora la justificación son los inmigrantes y los jóvenes, o sea una demanda casi insolvente. Aquí el libre mercado sólo funciona para subir precios pero para bajar hay que acudir a la ayuda fiscal para evitarlo. El siguiente pedo en la construcción va a ser de cuidado ya que el poder adquisitivo no aumenta, el negocio especulativo va tocando su final y el crédito fácil va desapareciendo porque la banca ha salido escaldada de la crisis del 2008.

Puntuación 11
#3
😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂
A Favor
En Contra

Si no se vende el producto, se bajan los precios

Puntuación 11
#4
ANTI
A Favor
En Contra

¡¡Jajajjajajajajaj!! El tipo este está diciendo que no hay dinero para comprar, o sea capacidad de compra ni compradores suficientes que quieran "cipotecarse" para 60 años y quieren que el Estado "le dé" dinero público a los jóvenes (por eso de la esperanza de vida y demás...) para que compren. Con una deuda impresionante que ni Dios sabe cómo se va a pagar, con sueldos de la mayoría de la población a la baja y otra serie de factores. ¡Muy bien! Este país terminará muy mal. Y como ganen los "suboimpuestos", el acabóse.

Puntuación 3
#5
Luisa
A Favor
En Contra

El que no puede o no quiere comprar,pagará alquiler toda la vida y punto.

Puntuación -2
#6
Usuario validado en elEconomista.es
deudahipotecas
A Favor
En Contra

¿Qué es la Ley Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social, está vigente en España desde el año 2015. Durante muchos años se ha ido abordando el llamado “mecanismo de segunda oportunidad”. ¿En qué consiste esto? Básicamente, se trata de la posibilidad de que una persona física, que debe una cantidad de dinero determinada, pida la exoneración o la condonación de esa deuda.

¿En qué debería basarse este perdón de deuda? El motivo principal es permitir a una persona que ha sufrido un gran fracaso en su parte laboral, empresarial o personal, poder encauzar o rehacer su vida. Siempre teniendo en cuenta, por supuesto, su buena fe.

Tal como lo dice su nombre, la ley de segunda oportunidad es una nueva opción para generar acuerdos con los acreedores, cancelar o exonerar deudas. En la práctica, se trata de una excelente herramienta legal para que estas personas salgan de su situación y vuelvan a retomar su día a día. ¿Te gustaría saber cómo salir de una difícil situación económica? Toma nota, muchas personas en situaciones similares a la tuya se han beneficiado de estas medidas.

https://defensadeldeudor.com/ley-de-la-segunda-oportunidad/

Puntuación 2
#7