Empresas y finanzas

Renfe dispara un 44% su beneficio por el impulso del AVE y sortea el impacto de los paros

Foto: Archivo

Renfe obtuvo un beneficio neto de 63,7 millones de euros en los ocho primeros meses del año, lo que arroja un incremento del 44% respecto al pasado año, por el aumento de viajeros transportados en AVE y a pesar de los paros que dos sindicatos llevaron a cabo en la empresa en los meses de verano.

Los ingresos totales de la compañía ferroviaria pública progresaron un 2,9% entre los pasados meses de enero y agosto, hasta sumar 2.679 millones de euros.

La facturación por transporte de viajeros en sus distintos tipos de trenes creció también un 2,9%, hasta totalizar 1.518 millones de euros, según informó que la compañía, que incluye en estas partidas la aportación que recibe anualmente del Estado por la circulación de los Cercanías y Media Distancia (regionales) considerados como servicio públicos.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) de la operadora concluyó así agosto en 327,5 millones de euros y arroja una progresión del 3,1% en comparación al año anterior.

El continuo aumento de viajeros impulsó las cuentas de Renfe, dado que elevó un 1,9% el número de total de viajeros transportados entre enero y agosto, hasta sumar 312 millones de pasajeros.

En el caso del AVE, el crecimiento asciende hasta 4,8%, dado que en este perioro un total de 14,8 millones de usuarios viajaron en este tipo de trenes.

Sortea el impacto de los paros

De esta forma, Renfe sorteó en sus cuentas cualquier impacto derivado de la jornada de huelga y los cuatro días parciales que los sindicatos CC.OO. y CGT, respectivamente, llevaron a cabo en la compañía este pasado verano, a pesar de que coincidieron con fechas claves de movilidad de viajeros por las vacaciones.

La jornada de huelga de CC.OO tuvo lugar el día 15 de julio, y los paros de CGT los días 31 de julio, 14 y 30 de agosto y 1 de septiembre. En ambos casos, la operadora se vio obligada a cancelar los trenes que no se incluyen como servicios mínimos.

En el capítulo financiero, Renfe cerró agostó con una deuda de 4.094 millones de euros, importe un 6,3% inferior respecto al de cierre de 2018.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Clara
A Favor
En Contra

Si, claro, y por los precios de los billetes. Y luego quieren promover que dejemos de usar los coches y vayamos en tren porque es mas sostenible.

Puntuación 0
#1