Empresas y finanzas

Moody's empeora su perspectiva del sector europeo de 'telecos' por el estancamiento de los ingresos

  • Destaca el impacto de las necesidades de inversión en 5G y fibra...
  • ...y el peor comportamiento de la economía europea
  • Rebaja la perspectiva sobre el sector de 'estable' a 'negativa'
Autor: Getty.

La agencia de calificación crediticia Moody's ha empeorado de 'estable' a 'negativa' su perspectiva para el sector de las telecomunicaciones en Europa, Oriente Medio y Africa (EMEA) debido al estancamiento de los ingresos, las necesidades de inversión y los "significativos vientos en contra" a los que tendrán que hacer frente las operadoras en los próximos 12-18 meses.

"La perspectiva de los proveedores de servicios de telecomunicaciones en EMEA ha bajado de 'estable' a 'negativa', ya que los ingresos han dejado de subir, el crecimiento económico se ha ralentizado y son necesarias inversiones para los servicios de 5G y la fibra", señala la agencia en un comunicado.

El vicepresidente senior de Moody's Carlos Winzer ha incidido en que la regulación seguirá limitando la "muy necesaria" consolidación, al mismo tiempo que ha destacado que el sector está "altamente endeudado" para sus actuales niveles de rating y menos preparado para afrontar otra crisis de lo que estaba antes de la anterior.

"A final de 2018 dijimos que la perspectiva era estable, pero frágil, mientras que ahora esperamos un crecimiento cero de los ingresos", ha apuntado Winzer, quien ha recordado que la perspectiva del sector de las telecomunicaciones se había mantenido 'estable' desde octubre de 2015.

Las previsiones de Moody's recogen que los ingresos de las empresas del sector no crecerán en 2020 tras un 2019 "más débil" de lo previsto y no anticipan ninguna catalizador que apoye un crecimiento más rápido a pesar de la fuerte demanda subyacente de los consumidores, que se verá compensada por la fuerte competencia.

"La naturaleza altamente fragmentada del sector fuerza una excesiva competencia que continuará añadiendo presión a los precios"

"La naturaleza altamente fragmentada del sector, con demasiados operadores en cada mercado, fuerza una excesiva competencia que continuará añadiendo presión a los precios a pesar del aumento de la demanda de datos y vídeo", explica la agencia.

A esto se suma el reciente nombramiento de Margrethe Vestager como comisaria europea de Competencia un mandato más, que sugiere que se mantendrá sin cambios el enfoque actual en operaciones de fusiones y adquisiciones, limitando posibles movimientos de consolidación, y que podría llevar a restricciones en acuerdos de compartición de redes.

Menos flexibilidad financiera

Además, la agencia agrega que las empresas tendrán una "limitada flexibilidad financiera en 2020" para enfrentarse al nuevo ciclo inversor y recuerda que algunos operadores tienen elevados niveles de deuda, como es el caso de Telefónica, Vodafone Group, Telecom Italia y Deutsche Telekom.

En este sentido, detalla que las compañías tiene menor margen para seguir recortando costes operativos en un periodo que va a estar marcado por una aceleración del gasto en la quinta generación de la tecnología móvil y en la fibra.

Por otro lado, también señala que las presiones en los precios de las acciones de las empresas de telecomunicaciones sugieren que hay potencial para que inversores "activistas" entren en el sector y busquen cambios en estrategias y políticas financieras.

"Esto crea una presión adicional sobre los consejos de administración para inclinar la balanza hacia la remuneración de los accionistas y alejarla de la protección de los acreedores con el fin de aumentar los precios de las acciones", resalta la agencia, que considera esto un "riesgo financiero creciente".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0