Empresas y finanzas

Cepsa, EDP, Enagás, Endesa, Iberdrola, Naturgy, REE y Repsol analizan juntas su capital natural

  • Destinaron casi 3.400 millones a inversiones y gastos ambientales en 2018
  • Elaboran una Guía para el sector energético de proyección internacional

Cepsa, EDP, Enagás, Endesa, Iberdrola, Naturgy, REE y Repsol han formado un Grupo de Trabajo, coordinado por las consultoras Azentúa y Ecoacsa, para identificar, medir y valorar sus impactos sobre la naturaleza, así como la dependencia que tienen sus negocios de los activos naturales. Las ocho compañías destinaron casi 3.400 millones de euros para la protección y mejora del medio ambiente durante el año pasado.

En julio de 2016 vio la luz en Londres el Protocolo del Capital Natural, un marco estandarizado para analizar las relaciones entre las actividades productivas y el clima, el agua, la energía, la biodiversidad y los residuos, con un enfoque uniforme y global que permite medir y comparar los resultados de un modo homogéneo.

Creado por la Coalición Capital Natural y dirigido por el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, el Protocolo tardó dos años en elaborarse y contó con aportaciones de más de 450 entidades, desde universidades, centros de investigación y ONG, hasta organismos reguladores, certificadores y empresas, como Dow Chemical, Shell, Coca-Cola, Hugo Boss, Nestlé...

La gran diferencia entre el Protocolo y otros sistemas y metodologías para otorgar un valor a la naturaleza es que éste, además de permitir el cálculo económico del impacto ambiental de una actividad productiva, permite medir su dependencia del entorno natural en los ámbitos señalados, razón por la que resulta muy interesante para las empresas.

Guías sectoriales de ámbito global

Desde su creación, el Protocolo ha ido creciendo con la elaboración de guías complementarias para sectores específicos, como el textil, el de alimentación y bebidas, los productos forestales o la banca, que se presentó en Madrid -junto con un caso de estudio protagonizado por Bankinter- en abril del año pasado.

En estos momentos se están desarrollando las guías para el Big Data, los océanos, la biodiversidad y la energía, que debería alumbrar el citado Grupo de Trabajo sobre Capital Natural y Energía. Como las demás, sus conclusiones tendrán aplicación global.

Las ocho energéticas del Grupo destinaron a inversiones y gastos en protección y mejora del medio ambiente unos 3.385 millones en 2018, según el dato facilitado por los coordinadores a partir de las memorias de las compañías.

Inversiones y gastos ambientales

Esta cantidad se desglosa en 2.856 millones para inversiones ambientales y 532,2 millones para gastos para la protección y mejora del medio ambiente. Incluyen la minimización de las emisiones a la atmósfera, el control y optimización del consumo de agua, la restauración de los ecosistemas, la protección de la biodiversidad, la mejora del paisaje, la gestión de residuos...

El Grupo ya se ha reunido en dos ocasiones. Por parte de Cepsa participa Juan Carlos Galván, responsable de Protección Ambiental; por parte de EDP España, Sonia Blanco, de la dirección de Ambiente, Sostenibilidad, Innovación y Calidad; en representación de Enagás asiste Elena Blanco, gerente de Sostenibilidad y Medio Ambiente; en nombre de Endesa está Alejandro Rodríguez Palao, del área de Medio Ambiente de la Dirección General de Regulación y Relaciones Institucionales; también se sienta Fátima Rojas, directora de Sostenibilidad y Relaciones Externas del Grupo Red Eléctrica; representa a Iberdrola Emilio Tejedor, responsable de Medio Ambiente; Naturgy ha enviado a Nieves Cifuentes, su responsable corporativa de Medio Ambiente y Sostenibilidad; y también se sienta Carolina Ibáñez Cacho, gerente de Desarrollo Am-biental de Repsol.

"Lo que no se mide, lo que no se cuantifica, no se puede valorar adecuadamente"

Luis López-Cózar, socio director de Azentúa explica así la finalidad del proyecto: "Lo que no se mide, lo que no se cuantifica no se puede valorar adecuadamente. Ponerle valor a nuestro medio natural y sus servicios es difícil tanto desde una perspectiva ética como desde una perspectiva técnica. Este grupo da la oportunidad de seguir aprendiendo a valorar nuestro capital natural".

David Álvarez, director ejecutivo de Ecoacsa, añade que "Decisiones empresariales coherentes con el compromiso de avanzar hacia modelos más sostenibles sólo pueden adoptarse si el capital natural es valorado y respetado. Las organizaciones involucradas en este proyecto parten de esta premisa y reconocen el capital natural como un activo más, paso imprescindible para su mejor gestión".

Los organizadores prevén haber concluido el trabajo y disponer de la Guía, que tendrá validez global, a inicios de 2020.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0