Empresas y finanzas

Diez mujeres toman el poder de la industria farmacéutica en España

  • Dirigen las principales filiales de multinacionales tras los últimos nombramientos

Las principales multinacionales farmacéuticas asentadas en España están dirigidas actualmente por mujeres. Los últimos nombramientos realizados en los últimos meses en estas filiales ha consolidado el poder femenino en un sector, el farmacéutico, que ya está a la cabeza en lo que se refiere a mujeres en puestos directivos, con tasas muy superiores al resto de los sectores industriales en nuestro país.

Con los últimos fichajes, actualmente ya hay 10 mujeres al frente de buena parte de las mayores laboratorios farmacéuticos en España. Se trata de Cristina Henríquez de Luna, presidenta de la británica GlaxoSmithKline (GSK) en España desde 2014; Marieta Jiménez, presidenta de la alemana Merck España desde 2017; Ana Argelich, recién nombrada presidenta de la filial de la estadounidense Merck Sharp & Dohme (MSD); Margarita López Acosta, al frente de la filial española de la francesa Sanofi; María Río, directora general de la estadounidense Gilead en España desde 2012; Fina Lladós, desde 2017 directora general de la estadounidense Amgen en España; Katherine Stultz, al frente de la estadounidense Celgene desde 2017; Stefanie Granado, la nueva directora general en España de la japonesa Takeda tras su fusión con Shire; Concha Caudevilla, al frente de la también japonesa Otsuka en nuestro país desde 2014; y Elena Zabala, desde 2012 como directora genera de la filial de la farmacéutica italiana Zambon.

A este grupo también hay que unir los nombres de Inmaculada Gil Rabadán, que desde 2008 dirige la filial española de la japonesa Daiichi Sankyo; o el reciente nombramiento de Aurora Berra de Unamuno como directora general en España de la francesa Ipsen Pharma. También la farmacéutica alemana Stada nombró en 2013 como directora general en España a Mar Fábregas. Además en el sector de los dispositivos médicos destaca la presencia de María Vila como presidenta de Medtronic desde 2017.

Los nacionales, con hombres

Esta tendencia en las multinacionales farmacéuticas en nuestro país contrasta sin embargo con los puestos de mando en los principales laboratorios farmacéuticos nacionales. Ni los Grifols (Raimon Grifols y Víctor Grifols); Almirall (Peter Guenter); Esteve (Staffan Schüberg); Ferrer (Mario Rovirosa); Faes Farma (Francisco Quintanilla); Rovi (Juan López-Belmonte); o PharmaMar (José María Fernández Sousa), han llevado a cabo relevos femeninos en los últimos años en el puesto de máximo poder de sus compañías. En el laboratorio Reig Jofre, la presidenta es desde 2009 una mujer, Isabel Reig, aunque el ejecutivo más visible, el consejero delegado, es Ignasi Biosca.  

Un sector de directivas

Lo que sí está claro es que el sector farmacéutico en nuestro país destaca por la cantidad de mujeres directivas en puestos de responsabilidad. Actualmente, los comités de dirección cuentan con un 41,3 por ciento de mujeres, lo que supone 3,4 veces más que la media de las grandes empresas del Ibex 35, que es del 12,1 por ciento. Así lo refleja la última Encuesta de Empleo realizada por la patronal Farmaindustria. Además, el 21,5 por ciento de los primeros puestos ejecutivos en el ámbito de la industria farmacéutica innovadora están ocupados mujeres, 3,7 veces más que en las empresas del Ibex 35, donde el porcentaje es del 5,9 por ciento.

Todos estos datos contribuyen también al liderazgo del sector en la batalla contra la brecha salarial. Si bien sigue existiendo una diferencia del 10 por ciento, que debe ir reduciéndose hasta desaparecer, la industria farmacéutica es el sector con la menor diferencia entre los salarios medios del conjunto de los sectores productivos en España, según datos del INE.

Junto a ello, las compañías farmacéuticas innovadoras son, también, las que registran el salario femenino más elevado del conjunto del tejido industrial en España, con 36.344 euros anuales de media. Estas cifras consolidan ala industria farmacéutica como el sector líder en España en el combate por la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito laboral. "Somos conscientes de que aún tenemos camino que recorrer en el terreno de la igualdad entre hombres y mujeres en nuestro sector, pero los datos de la industria farmacéutica son alentadores, sobre todo si nos comparamos con el resto de los sectores productivos. Nuestro sector puede servir de ejemplo de por dónde ha de ir el conjunto de la industria española de cara a lograr una igualdad real en el futuro", como apunta Lourdes Fraguas, secretaria general de Farmaindustria.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0