Empresas y finanzas

Santa Bárbara Sistemas vende su fábrica de Granada y sale del negocio de municiones

  • Se suma a las ventas realizadas en años anteriores de sus plantas de Murcia y Palencia
Santa Bárbara ha vendido sus fábricas dedicadas a las municiones. Foto: Efe.

Santa Bárbara Sistemas sale del negocio de las municiones. Tal y como ha podido saber elEconomista, la compañía española ha vendido su fábrica de Granada a la firma eslovaca MSM Group. Esta planta está especializada en la fabricación de munición y de pólvora. La operación no está cerrada todavía, ya que se encuentra sujeta a las autoridades de competencia correspondientes por el momento .

La fábrica de Granada, ubicada en El Fargue, era el último resquicio que tenía Santa Bárbara en el negocio de las municiones, tras las desinversiones realizadas años atrás en sus plantas de Murcia y Palencia. La primera fue vendida en el año 2008 a la española Expal (cabecera de la unidad de negocio de defensa de Maxam) y la segunda al grupo Nammo –cuyo accionariado está repartido al 50% entre el Gobierno noruego y la empresa de defensa finlandesa Patria–, de la que salió en el 2012.

Esta transacción se enmarca en la estrategia de Santa Bárbara de convertirse en una compañía centrada especialmente en el negocio de los vehículos blindados y el armamento, siendo ya una de las grandes contratistas del Ministerio de Defensa español. La fábrica de Granada, además, fue una de las perjudicadas por el expediente de regulación de empleo (ERE) de la compañía años atrás.

Traspaso de la compañía

Con todo, cabe recordar que Santa Bárbara Sistemas nació como compañía pública dependiente del antiguo Instituto Nacional de Industria (INI), para pasar a estar a cargo de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) en 1995. Durante la segunda legislatura de José María Aznar, el grupo armamentístico fue privatizado y adjudicado a la estadounidense General Dynamics.

La cantidad ofertada por el grupo norteamericano sería una cantidad equivalente a 5 millones de euros actuales, imponiéndose en la puja a dos grupos empresariales alemanes: Krauss-Maffei y Rheinmetall. No obstante, el coste de la operación fue de 150 millones de euros al incluir la deuda, pérdidas del ejercicio anterior e inversiones. Desde el traspaso de la compañía, la antigua Santa Bárbara ha recibido varias inversiones de cara a modernizar sus sistemas y tecnología.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0