Agro

FIMA 2018, la gran cita de la maquinaria agrícola

Imagen del certamen de la edición de 2016

Del 20 al 24 de febrero, casi 1.500 empresas de 68 países convertirán la Feria de Zaragoza en el "gran escaparate mundial" de las últimas innovaciones técnicas y del "conocimiento" en el sector agrario.

FIMA 2018 última los preparativos para el que será el mayor certamen de su historia. La 40 edición de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola no para de crecer y bate de nuevo récords al superar la superficie y el número de marcas de su última edición, celebrada en 2016, cuando contó con 1.357 firmas y 150.000 metros cuadrados expositivos.

En esta ocasión serán 1.476 empresas -un 8 por ciento más- procedentes de 68 países las que desplegarán sus últimas innovaciones en una superficie de 160.000 metros cuadrados, que crece un 7 por ciento. Y es que el certamen no sólo ha logrado convertirse en el mejor reflejo de la intensa evolución de un sector que, según el presidente de la Feria de Zaragoza, Manuel Teruel, "a veces va por delante de otros y por eso veremos muchas de las innovaciones que luego se trasladarán a la automoción", sino también en el mejor trampolín para la profesionalización, modernización y mejora de la productividad en el campo. "Somos un gran escaparate no sólo de la innovación tecnológica en cuanto a la seguridad, rendimientos y eficiencia de los equipos sino también de la evolución que tienen en cuanto a ergonometría y habitabilidad para la mejora de la calidad de vida de las personas que tienen que operarlos y pasar muchas horas del día trabajando en el campo", añade Teruel.

Buena prueba de ese dinamismo innovador del sector que FIMA congrega para proyectarlo después queda reflejado en que tanto la cifra de productos como de máquinas inscritas en el Concurso de Novedades Técnicas que se celebra cada edición, también se ha superado en esta ocasión. De los 108 presentados en 2016 procedentes de 45 empresas se ha pasado a los 115 que se han inscrito para este año de la mano de 68 empresas. Todas ellas se podrán ver en Zaragoza.

Inteligencia competitiva

Manuel Teruel señala también a las jornadas técnicas que paralelamente celebra el certamen y que van a convertir a Zaragoza durante los días 20 y 24 de febrero "en el centro mundial del conocimiento y la inteligencia competitiva, porque cada vez aumenta la presencia de quienes son sus referentes". Así, se podrán conocer las últimas novedades sobre software de gestión para empresas agrícolas, trazabilidad y asesoramiento del sector agroalimentario, reconocimiento de malas hierbas en estado de plántulas o el Proyecto Innoliva, que lidera la Universidad de Córdoba, para la compra pública para identificar tecnologías en el sector del aceite de oliva.

También en el marco del certamen se desarrollará entre los días 19 y 21 de febrero la VI edición del Foro Nacional de Desarrollo Rural, organizado por el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco y la Red Rural Nacional y que cuenta con fondos Feder, que abordará tres áreas estratégicas -regadío, agricultura de precisión y fertilización y protección vegetal- con casos prácticos sobre nuevas tecnologías y desarrollos aplicados en el sector.La ponencia inaugural correrá a cargo de Manuel Lainez, director del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (Inia).

El martes 20 de febrero arrancará con la ponencia Hacia una agricultura más inteligente, una agricultura más sostenible, de Roberto García Torrente, presidente de la Fundación Cajamar. El bloque de agricultura de precisión contará con el experto Alexandre Escolá, investigador de la Universidad de Lleida. El miércoles 21 Enrique Playán, profesor de investigación del CSIC, será el encargado de impartir la ponencia sobre regadío.

Feria acíclica a la coyuntura

La apuesta por la especialización en el sector primario realizado por Feria de Zaragoza no se limita sólo a la maquinaria agrícola. Madermaq, Enomaq, Oleomaq o Smagua configuran "un ramillete de certámenes que nos convierte en referente europeo", asegura Teruel, que señala a la "potencia de la marca FIMA" a nivel internacional como clave del éxito del certamen que comienza el próximo día 24."Una de las cosas buenas que tiene FIMA es que es una feria acíclica a la coyuntura", marcada este año por la sequía que ha azotado al sector cerealista. "Vienen empresas de 68 países, misiones comerciales de otros 40 y eso es lo que la hace diferente y da garantías tanto al expositor como al visitante. Otra cosa es que los agricultores retrasen o no sus decisiones de compra", señala.

FIMA triunfa también entre los jóvenes, "cuya presencia es cada vez mayor", señala el director de una Feria que se mantiene vinculada a las universidades y a los centros de formación profesional. "En la agricultura, al igual que en otros sectores, se está migrando a las nuevas tecnologías y sin lugar a duda van de la mano de ellos, que son el futuro del sector", añade.

Una 'app' con toda la información

Esa mirada a las nuevas generaciones está muy presente en la organización del certamen, que ha apostado también por el mundo digital al facilitar la inscripción de visitantes a través de la página web. Otra de las herramientas más relevantes es una aplicación para móviles con toda la información útil: planos de los pabellones, listado de empresas y ubicaciones, cómo llegar, servicios, horarios y autobuses. La Feria ha creado también una bolsa de trabajo para que las empresas dispongan de un semillero de experiencia y currículos, que favorezca la renovación y la profesionalización del sector.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin