Agro

UPA pide a Lactalis que no abandone a los ganaderos de Castilla y León y mantenga abierta la planta de Lauki

Aurelio González, secretario regional de UPA

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha exigido hoy a la empresa láctea Lactalis que mantenga abierta su planta de Valladolid, garantizando la recogida de leche a sus más de cien ganaderos proveedores.

En una reunión celebrada hoy en Madrid entre representantes de UPA y la multinacional francesa, los ganaderos han pedido que la planta "no deje de recoger ni un litro de leche" y que diversifique su actividad para garantizar su futuro.

El futuro de más de cien ganaderos de Castilla y León está en peligro ante la amenaza de Lactalis de cerrar su planta de Valladolid. Los productores, que aportan más de 70 millones de litros de leche a la multinacional de origen francés, han exigido a la empresa que mantenga abierta su planta porque a su juicio es viable y tiene futuro, "el cierre no tiene sentido", han asegurado.

El encuentro entre responsables de UPA y de Lactalis se ha producido a petición de esta organización agraria, que ha desplazado a la reunión a su secretario general en Castilla y León, Aurelio González y a su secretario de Ganadería, Román Santalla, así como a los secretarios generales de UPA Ávila, Nacho Senovilla, y de UPA Palencia, Domiciano Pastor, y también al responsable de Sectores de UPA CyL, Raúl Azpeleta.

"La planta debe seguir abierta, diversificando además su actividad", ha explicado Santalla. Esta fábrica se abastece de leche de ganaderos de distintas provincias de Castilla y León, cuyo futuro está ahora en peligro. UPA ha demandado además que Lactalis firme contratos a un año con los ganaderos y ganaderas, indexados y que garanticen volumen y un precio justo.

"Es una fábrica cercana a un gran núcleo de población como es Valladolid. La planta es importante para los intereses de toda la región, no sólo de los ganaderos", ha señalado Aurelio González, secretario general de UPA Castilla y León. "España y Castilla y León no se pueden permitir una deslocalización más. Muchas personas, autónomos y empresas viven de una fábrica, cada vez que se cierra una planta como ésta, los daños son terribles", han declarado.

Los responsables de Lactalis han querido transmitir "tranquilidad" a los ganaderos y han asegurado que la recogida de la leche está garantizada. "Les tomamos la palabra", aseguran desde UPA, "aunque la preocupación es grande".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint