Agro

Como los satélites de la NASA pueden combatir la plaga del 'cotonet'

  • Redit Summit muestra como la tecnología espacial puede ayudar al campo
Da?os provocados por la plaga.
Valencia

La científica valenciana, Belén Franch, que trabaja junto a la agencia espacial estadounidense NASA en el desarrollo de sistemas de teledetección que permitan conocer la evolución de los cultivos en tiempo real y actuar sobre ellos gracias al uso de los satélites, busca aplicar esta tecnología a los campos de cítricos para detectar de forma temprana los síntomas del 'cotonet'.

Un pequeño insecto de la familia de las cochinillas venido de Sudáfrica, el 'cotonet', se ha convertido en la peor pesadilla para los agricultores valencianos que viven de los cítricos en los últimos años. La plaga ha llevado a los citricultores incluso a convocar protestas y manifestaciones dado que el uso de los productos químicos que pueden combatirlos no está permitido en Europa.

Sin embargo, el campo valenciano puede haber encontrado un nuevo aliado en el espacio, concretamente en los satélites de la NASA. Desde hace años la agencia espacial norteamericana ha puesto sus ojos en las aplicaciones para mejorar la actividad agrícola ante fenómenos climatológicos adversos como las sequías. Unos trabajos en los que participa la investigadora valenciana Belén Franch, doctora en Física e investigadora de las universidades de Valencia y Maryland, que ha participado en el congreso Redit Summit, organizado por la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana (Redit). Franch fue galardonada por la NASA con la Medal of Honor for Early Career Achievement en 2018 y el premio Goddard Exceptional Achievement for Science como miembro del grupo Long Term Data Recuerdo en 2019.

El algoritmo ARYA

Fruto de esa colaboración, la científica ha desarrollado el método ARYA (Agriculture Remotely Sensed Yield Algorithm), que permite predecir con tres mes de antelación a la siega la producción y el rendimiento en la agricultura. Una anticipación, cuyo nombre se basa en el personaje de Juego de Tronos, que permite mejorar las prácticas agrícolas antes de la recolección y, con ellas, el rendimiento de los campos. 

Un algoritmo que se desarrolló con el trigo a escala planetaria y que también se ha probado ya para la teledetección de la cosecha del arroz en La Albufera de Valencia. "Nos indica los momentos óptimos para aplicar bioestimulantes", explicó la investigadora. En el caso de los arrozales, después de detectar que zonas tenían menos producción, "a través de drones, para no entrar con maquinaria en el campo cultivado, se aplicaron estos productos y el rendimiento aumentó un 18%", explicó.

En el caso de las plagas, la científica empezó a trabajar con los datos de unas parcelas experimentales de cítricos ubicadas en Burriana (Castellón), "dos afectadas por el 'cotonet' y otras dos no afectadas". El objetivo es "poder desarrollar los modelos para detectar los primeros síntomas de esta afección y poder actuar cuanto antes", comentó.

Franch destacó en su intervención en Redit Summit "lo esencial que es la colaboración público-privada. Los científicos necesitamos datos y las empresas disponen de ellos y nos pueden ayudar a amplificar nuestros estudios".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin