Agro

Centenares de ganaderos claman contra el Gobierno por proteger al lobo más que a ellos

  • Muestran su rechazo a que se prohiba el control de esta especie en las zonas en expansión
  • "Venimos a decir al Gobierno basta ya y un respeto para el mundo rural"
La ganadera Marta García durante la protesta
Madrid

Alrededor de medio millar de ganaderos, según los convocantes, se han concentrado este miércoles ante la sede del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) para pedir que el lobo no deje de ser especie cinegética por las consecuencias que tendría para sus animales.

Al grito de ¡Ministerio depredador!, asociaciones de ganaderos de toda España han reclamado a los ministros Teresa Ribera y Luis Planas, una ley justa en la protección del lobo ibérico.

Lo que han pedido estás asociaciones y ganaderos era la aplicación de una ley que proteja a ambas partes del conflicto y no solo a los lobos, cuya población se incrementa año tras año sin control y pone en peligro a la ganadería y el modo de vida de sus criadores. El acto dio comienzo a las 12:20 y congregó a cientos de personas de afectados, que buscan reunirse con la ministra para poder crear una ley justa.

En palabras a elEconomista, el presidente de Asaja, Pedro Barato, ha indicado que "debemos sentarnos a negociar una estrategia por el futuro del lobo, pero también por el futuro de la ganadería, por el futuro del mundo rural. Eso es lo que queremos. El lobo no está en peligro de extinción, está en expansión, lo que está en peligro de extinción son los agricultores, los ganaderos y el mundo rural y en particular la ganadería y, por lo tanto, lo que proponemos es una estrategia entre todos y en particular para las comunidades autónomas más afectadas para que se puedan atender a estas reivindicaciones". Las comunidades loberas acuerdan ir a los tribunales

El periodista Juanjo Santacana, de elEconomista, ha sido el responsable de presentar la concentración

El territorio español se compone por un 92% de espacio rural, ese peligro de pérdida de diversidad es imprescindible para el bienestar de ese 8% de territorio que se compone de las ciudades. La amenaza del crecimiento de esta especie, junto al reciente ataque en Asturias, por parte de un oso a una ganadera, pone en riesgo el futuro del mundo rural y aumenta el riesgo de una verdadera 'España vaciada'.

Lo ampara la UE

Una de las ganaderas afectadas, Marta García, ha pedido "respeto" por el medio rural y cree que el Ministerio para la Transición Ecológica le "ha declarado la guerra". Esta emprendedora ha reivindicado que en los pueblos "hay futuro, defenderemos nuestro modelo de vida, lucharemos por nuestros derechos y por la libertad de trabajar". Para esta ganadera, la convivencia del lobo con la ganadería "solo pasa" por el control poblacional de la especie, algo que "ampara la Unión Europea" a través de planes de gestión.

En declaraciones a elEconomista, ha dicho que, esta manifestación es para reivindicar "el derecho a trabajar digna y libremente. Estamos hoy aquí para decirle a la Ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico que no puede condenar a los pueblos y a la ganadería extensiva de este país blindando el estatus legal del lobo y haciéndole intocable. Tiene que velar por el nombre que su propio ministerio lleva, reto demográfico, y por ello tiene que proteger a los ganaderos y agricultores de este país. El debate no es lobo sí o lobo no; el debate es: lobo sí, pero controlado. Esa coexistencia de la que hablan ahora desde este ministerio, es una coexistencia que lleva existiendo en el medio rural una vida entera" y ha añadido que "a la vista está que la población del lobo, ha crecido de manera exponencial en toda la en toda la Península Ibérica, tenemos a los lobos a las puertas de nuestras casas, matando en los jardines de nuestras casas. Hoy venimos a decirles basta ya y respeto al medio rural. Ganadero vivo, ganadero protegido", ha concluido Marta García.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.