Agro

Asaja pide a la CHD la modernización de regadíos y el diseño de nuevas zonas regables en Castilla y León

Valladolid

Asaja en Castilla y León trasladará este jueves a la Confederación del Duero (CHD) la necesidad de modernizar los regadíos existentes, como mejor fórmula para el ahorro de agua, evitar la contaminación por escorrentías de abonado y tratamientos y aumentar la competitividad de las explotaciones, así como el diseño de nuevas zonas regables.

Estas reivindicaciones las trasladará en persona a responsables de la CHD durante el encuentro previsto en Zamora, en una jornada convocada por el organismo para el debate y participación pública sobre asignación de recursos, garantías e incidencia del cambio climático de cara a los trabajos preliminares de elaboración del nuevo Plan Hidrológico de la Cuenca del Duero para el periodo 2021/2027.

Asaja comparte el criterio de la CHD de que hay que cerrar el mapa de nuevos regadíos con un acuerdo institucional entre el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y la Junta, pero mientras que el organismo de cuenca pide "criterios conservadores", la OPA considera que Castilla y León tiene que aspirar a aumentar la superficie regable, "ya que tiene agua y campo para utilizarla, por lo que lo único que se requiere son infraestructuras nuevas o el recrecimiento de algunas de las presas o pantanos ya existentes, algo que es posible llevar a cabo respetando los condicionantes medioambientales, económicos y sociales".

La organización que preside Donaciano Dujo se opone rotundamente a una revisión de nuevos regadíos que ya están declarados de Interés General y sobre los que ya existe un plan de obras, como los de La Armuña (Salamanca) y Payuelos (León), tal como plantea la CHD en los documentos de debate.

Comparte que estamos ante un escenario de cambio climático en el cual el agua juega un factor importante, pero precisamente por eso, porque hemos de acostumbrarnos a convivir con la alternancia de periodos de sequía y periodos de fuertes inundaciones, entiende que las infraestructuras de gestión del agua son más necesarias que nunca, y requieren de una planificación a medio y largo plazo.

La organización agraria coincide igualmente en que hay que ahorrar agua, por lo que pide un consenso a todas las administraciones para implantar medidas que resulten eficaces y no perjudiquen la rentabilidad de las explotaciones.

Por último, demanda también de todas las administraciones que pongan en valor la agricultura de regadío por su papel en la generación de riqueza, la creación de empleo y, en definitiva, por ser una buena medida para afrontar el denominado "reto demográfico".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin