Agro

El consumo de cítricos aumenta en abril y favorece una recuperación de precios con subidas de hasta el 85%

Madrid

El consumo y demanda de cítricos se ha incrementado en abril y ha supuesto una recuperación de los precios de las variedades tardías, que han experimentado crecimientos entre la última semana de marzo y la primera de abril que van desde el 19% al 85%, según el último informe de la campaña citrícola elaborado por la Conselleria de Agricultura.

El estudio refleja un "incremento notable" de la demanda durante abril, que se explica, según ha destacado la Generalitat Valenciana en un comunicado, por "una tendencia a consumir fuentes de vitamina C y por la mejor conservación en el hogar de naranjas, mandarinas y limones frente a otro tipo de frutas".

Las lluvias abundantes de los últimos meses también han contribuido a la recuperación de precios, ya que se ha traducido en un aumento del calibre para algunas variedades, como la ValenciaLate, informa Ep.

Esta mayor demanda de las variedades de naranja Navel-Lane-Late, Navel Powel y ValenciaLate, unido a la declaración esencial de la actividad agroalimentaria durante el estado de Alarma, ha hecho que "la recolección y la confección en los almacenes haya sido alta y los precios en este eslabón de la cadena se hayan incrementado", ha explicado la administración.

El informe hace referencia al impacto sobrevenido sobre la actividad y los mercados por la emergencia sanitaria, sin embargo las cifras de las exportaciones durante el primer semestre de la campaña (de septiembre de 2019 a febrero de 2020) ya reflejaron un incremento en la facturación del 12,8 % a pesar del descenso del 6 % en el conjunto de los envíos.

Crece la naranja sudafricana

El informe también refleja que, durante el último semestre de la campaña, el periodo comprendido entre septiembre y febrero, las exportaciones sudafricanas al territorio la Unión Europea han experimentado un crecimiento del 8% con respecto al mismo periodo del ejercicio 2018/ 2019.

La consellera de Agricultura, Mireia Mollá, ha reivindicado la "necesaria reciprocidad comercial" que permita una competencia en igualdad de condiciones además de apelar a la preferencia comunitaria "ante un producto que no cumple los estándares europeos ni en materia medioambiental ni de seguridad alimentaria".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin