Emprendedores-Pymes

Drogas, sexo y ortografía, tres "pecados" que pueden arruinar tu carrera laboral

  • Los reclutadores miran Facebook y Twitter para conocer al candidato
  • El 55% cambió su consideración sobre el aspirante tras ver su perfil
Imagen de Thinkstock

Las redes sociales son ya un elemento imprescindible para quien busca un nuevo empleo. Es un espacio en el que se pueden encontrar empresas, seleccionadores y candidatos. Y con tanta gente en paro, en el que cada detalle cuenta, el perfil online cada vez es más importante.

Por eso cada vez más expertos recomiendan cuidar la reputación online, y mantener actualizados los perfiles, especialmente en los portales especializados, para encontrar oportunidades laborales. En este campo la estrella es LinkedIn. "Los reclutadores confían en lo que la gente pone en LinkedIn", explica Dan Finnigan, director ejecutivo de Jobvite.

Pero el experto advierte: tras mirar LinkedIn, los reclutadores buscan otros perfiles online, como los de Facebook o Twitter, para saber más del candidato. Esto se da especialmente entre los cargos altos y medios. "Hay que prestar mucha atención al perfil en LinkedIn, mantenero, actualizarlo, y conectarlo con tantas personas como sea posible", explica Finnigan, en declaraciones a Marketwatch.

Pero no todo son buenas noticias con las redes sociales. Igual que para algunos puede suponer una oportunidad de encontrar un empleo, para otros puede ser el motivo para perderlo. El 55% de los reclutadores encuestados aseguraron que cambiaron su consideración sobre un candidato debido a su perfil social. Se trata de un porcentaje superior al 42% registrado un año antes.

Consideración negativa

Asimismo, el 61% de reclutadores asegura que el perfil social de las personas que están buscando trabajo les provocaron una consideración negativa.

¿Cuáles son los problemas que se encuentran los reclutadores? ¿Qué les hace tener una visión tan negativa? Las referencias a las drogas y los contenidos sexuales encabezaron las publicaciones rechazadas por los encuestados, aunque las blasfemias y los errores ortográficos también restan prestigio.

En concreto, el 83% de encuestados considera que las referencias a drogas ilegales empeora la valoración del candidato. El 70% señala los mensajes sexuales, el 66% dijo que la ortografía y la gramática, el 63% las palabrotas, y el 51% las referencias a armas de fuego, según Jobvite.

¿Por qué es tan grave la ortografía? Las empresas quieren personas que sepan comunicar, y que cuiden los detalles, y una mala gramática sugiere que el candidato flojea en ambos aspectos.

Mucha gente teme manifestar sus opiniones políticas en línea, pero el 69% de los reclutadores reconoce que es un aspecto que no valoran, ni para bien ni para mal.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud