Emprendedores-Pymes

Los autónomos tiran del empleo en el mejor tercer trimestre desde la crisis

  • Por primera vez desde 2011 la tasa de paro baja del 24%
Imagen de iStock.

El mercado laboral comienza a solucionar algunos de sus problemas. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada ayer, entre julio y septiembre, el paro descendió en 195.200 personas, lo que deja el porcentaje de desempleo por debajo del 24%, una situación que no se daba desde hace tres años.

Es más, si comparamos la cifra con la anterior encuesta, los datos reflejan la mayor variación intertrimestral que el INE tiene registrada desde 2006. El verano fue bueno en términos de descenso del desempleo pero también en la ocupación. En concreto, España creó en esta temporada 151.000 empleos, una fotografía de la que es responsable en un 38,75% el sector autónomo.

'Palanca' del crecimiento

El número de autónomos ocupados creció en 58.500 personas, esto es, un 1,93% más que el anterior trimestre. Las cifras reflejan la buena marcha de algunas de las medidas que ha erigido el departamento de Fátima Báñez -como la tarifa plana de 50 euros-. Una propuesta que, si bien puede que apenas alivie las cuentas de la Seguridad Social, sí que ha sacado del cajón del desempleo a 291.931 nuevos autónomos según los últimos datos disponibles. "Somos la palanca del crecimiento del empleo", advertía ayer Lorenzo Amor, presidente de ATA.

5.427.700 desempleados

A pesar de las bondades de la encuesta, en España siguen existiendo más de cinco millones de persona desempleadas, una cifra que vuelve a reflejar la distancia con los últimos datos del Ministerio de Empleo que apuntaban a 4.447.650 parados. La brecha se explica porque en los últimos datos citados no consta el número de personas que no se apuntan a las listas del paro si bien no encuentran tampoco un trabajo. Aun así, el porcentaje de los desempleados sobre los activos disminuyó hasta el 23,67%, una situación algo mejor que la registrada el trimestre anterior cuando el paro ascendió hasta el 24,47% y respecto al 25,65% de hace un año.

Más temporalidad

Los datos retratan una temporada de verano. Según la EPA, entre julio y septiembre se firmaron 26.700 acuerdos laborales indefinidos menos que en el anterior trimestre, mientras que la contratación temporal creció en un 3,57%, es decir, se registraron 122.400 firmas más. "La recuperación económica está contrarrestada por la calidad el empleo que se está creando", advertía ayer Cándido Méndez, secretario general de UGT. "La caída del desempleo tiene un fuerte carácter estacional", subrayó el líder sindical.

Sí que destaca, no obstante, dentro de estas cifras la caída del 7,7% de los contratos a tiempo parcial (219.700 menos), a favor de los ocupados a tiempo completo (370.700).

Frenazo de la eurozona

Además de la interpretación estacional, el tercer trimestre ha estado también marcado por el frenazo de la actividad económica sufrida por el parón de la eurozona. Así, si en el segundo trimestre, los ocupados crecieron en más de 402.400 personas y lograron su primera subida interanual desde el verano de 2008, entre julio y septiembre el repunte ha sido de menos de la mitad.

Rajoy mantiene previsiones

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, celebró ayer los datos y pidió "mantener la confianza" en las previsiones económicas de España "en un contexto europeo en el que han surgido las dudas ante una posible tercera recesión y en el que Alemania ha revisado a la baja sus previsiones". Cabe recordar que, en el cuadro macroeconómico que sirvió de base para elaborar los presupuestos, el Ejecutivo planea cerrar este año con una tasa de paro del 24,7%. "El crecimiento económico en España se mantiene sólido", defendió ayer Rajoy en la apertura del curso académico del Colegio de Europa en Brujas (Bélgica).

Bajón del sector público

La mano del Ejecutivo también se puede sentir en el descenso de la contratación en la Administración, una vez incorporada en la primera parte del año la tasa de reposición del 10% en los sectores esenciales. Así, en cálculos de la EPA, la ocupación en el sector público descendió en 3.900 personas.

En cambio, la ocupación en el sector privado -entre trabajadores por cuenta propia y asalariados- creció un 1,07% respecto al trimestre anterior, un 2,04% si comparamos la cifra con la encuesta de hace un año. Un avance que ayer también elogiaba la CEOE. "Esta mejora consolida el cambio de tendencia del mercado laboral, aunque son necesarias más medidas de flexibilidad, de impulso a la actividad económica y de mejora del marco regulatorio", subrayaba la patronal en un comunicado.

España, país de servicios

Detrás de la caída del paro, está sobre todo el auge del sector servicios, donde la EPA constata 85.700 desempleados menos, es decir, casi la mitad del total. Además del peso del turismo, es representativo también que, entre julio y septiembre, el paro cayera en la construcción (32.000 personas) y en la industria (19.000). Por el contrario, no fue un buen trimestre para la agricultura, un colectivo del que han salido 24.200 personas más en situación de desempleo.

Los servicios tuvieron así una mayor incidencia en Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana, comunidades que lideran la bajada del paro con un descenso de 48.200 desempleados menos, 44.400 y 26.700, respectivamente.

Colectivos vulnerables

Una de la buenas nuevas de esta EPA es la mejora de la situación para algunos de los colectivos más vulnerables al mercado de trabajo. Destaca, en este sentido, la subida de la ocupación entre las personas de más de 55 años. En concreto, a esta franja corresponde, según la EPA, 53.600 nuevos contratos. Por otro lado, aunque la cifra de todos los hogares en paro sigue siendo alarmante (1.789.400), la situación ha descendido para 44.600 familias.

La asignatura pendiente para el Gobierno, no obstante, sigue siendo las personas que se incorporan por primera vez al mercado de trabajo. En concreto, el paro entre los jóvenes de 16 a 19 años aumentó en 7,29% respecto al trimestre anterior y un 2,18% para entre las personas de 20 a 24 años.

Nuevo éxodo

Una de la peculiaridades de esta EPA es la caída del número de activos en 44.200 personas, una cifra que, en gran medida, responde al nuevo éxodo de la población extranjera que, según la EPA, fue de 51.100 personas en el tercer trimestre.

La EPA vista desde fuera

Según el análisis de Barclays, el mercado de trabajo español progresa a un ritmo mayor del esperado. En consecuencia, el banco británico mejora las previsiones de crecimiento para este trimestre hasta el 0,4% desde el 0,3% anterior. La entidad confía en la demanda interna y recomienda precaución con las exportaciones. No obstante, Barclays mantiene su estimación para este año en el 1,3%, un 1,8% para 2015.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud