Empleo

España aumenta su tasa de pluriempleo del 2,4% al 2,8% en seis años, aún por debajo de la media de la UE

  • Los salarios en España son bajos comparados con la media europea
  • La proporción de personas en situación de pluriempleo en España creció un 7,2% entre enero de 2023 y enero de 2024
  • Los sectores que más tienen este tipo de empleo son el de servicios personales y empleados domésticos
Madridicon-related

Nunca ha habido tantas personas con más de un empleo en España. A cierre de 2023 alcanzaron las 593.500, un 14% más que un año antes. según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). La mayoría, ocho de cada diez, son asalariados que compaginan su puesto con un trabajo secundario y por primera vez superan la cota del medio millón.

Además, en el último año, 72.600 trabajadores se han incorporado a las listas del pluriempleo. 71.400 lo hicieron desde un empleo por cuenta ajena mientras que los otros 1.200 eran autónomos.

Lo que antes era una situación excepcional, ahora se ha vuelto una estrategia de supervivencia para muchos trabajadores, especialmente para las mujeres. La combinación de trabajos precarios y empleos profesionales se ha convertido en una forma de aumentar el poder adquisitivo en un entorno laboral cada vez más desafiante.

Y es que hemos pasado de estar a la cola de Europa en pluriempleo: menos del 2,4% del total de trabajadores en el 2018 (a la cola de la UE) a un 2,8% en 2024. Actualmente, España tiene una tasa de trabajadores pluriempleados relativamente baja con respecto a los países de su entorno, y considerablemente inferior a la media de la Unión Europea (20), con un 2,79% de trabajadores pluriempleados con respecto al total de trabajadores ocupados. Entre los países analizados, por debajo de España únicamente se encuentran Grecia (1,29%) e Italia (1,12%), siendo la media de la Unión Europea de 20 países un 4,13%.

"Estamos ante una combinación de factores muy interesante que no se daba desde los años 50 en España", afirma la profesora de EAE Business School, Esther González. Las causas son múltiples, unas impactan por igual a toda la UE y otras son tan solo de nuestra economía. Por una parte, el envejecimiento de la población europea y alto porcentaje de jubilados de la generación baby boomers (nacidos en los 60), explica González. Esta generación es muy numerosa demográficamente (de ahí su nombre), al jubilarse, están dejando vacantes que no se consiguen cubrir. Las siguientes generaciones (Millennials, Generación Z, etc.) no han sido tan numerosas y no son suficientes para cubrir todos los puestos que se están ofreciendo. Por ejemplo, tan solo Alemania sabe que "necesita 3 millones de trabajadores extranjeros para el 2030, pero esto está ocurriendo en todos los países europeos". Todo Europa y América del Norte tienen el mismo problema, afirma la profesora. En resumen, sobran puestos, pero falta gente que los cubra. Esto, unido al aumento del teletrabajo, facilita que quien quiera trabajar en más de un sitio pueda hacerlo.

González destaca que otra razón es que las personas buscan mejorar económicamente. Los salarios en España son bajos comparados con la media europea y la pérdida de poder adquisitivo ha sido importante en los últimos cuatro años.

Aumenta un 7,2% en el último año

Según los datos de Eurostat, la proporción de personas en situación de pluriempleo en España creció un 7,2% entre enero de 2023 y enero de 2024, en comparación con el aumento del 1,5% registrado en la UE durante el mismo periodo.

En los últimos doce meses, y comparado con el año anterior, entre noviembre de 2023 y enero de 2024, los hogares españoles anticipaban un mayor incremento en su oferta laboral para absorber la inflación que en periodos anteriores.

El informe también revela que los jóvenes, las mujeres, y las personas con menor nivel educativo o que viven en alquiler han sido más propensos a aumentar el número de horas trabajadas para enfrentar la inflación.

No obstante, y aunque haya pluriempleo en todos los grupos de edad, se destaca el de 25 a 35 años. Una razón es que en estos grupos de edad hay más personas trabajando a tiempo parcial o de forma discontinua, muy habitual en hostelería y turismo, lo que obligaría a un segundo empleo, pero también hay otro grupo que trabaja en profesiones de alta demanda y al que le resulta retador y sirve de aprendizaje adicional tener un segundo empleo. Este grupo puede estar compaginando más de un trabajo a jornada completa. "Los sectores con más pluriempleo son el sector de servicios personales y empleados domésticos, y después los sectores de educación, sanidad, comercio y turismo y el sector inmobiliario", desvela la profesora.

Además, con respecto a la edad, los datos muestran que se ha producido un cambio sustancial en los últimos seis años. En el año 2018 esta característica laboral seguía "una distribución con forma de campana de Gauss, es decir, con mayor concentración en el tramo intermedio (40 a 44 años) y menor concentración en los demás tramos a medida que se alejan de este tramo intermedio", sostiene Diego Dueñas Fernández, profesor de la Universidad de Alcalá (UAH). En 2024 esta distribución se ha desplazado hacia la derecha ya que "han ganado peso porcentual los tramos de edad comprendidos entre los 45 y 54 años además del tramo 35-39 años, reduciéndose notablemente el porcentaje del tramo de edad 40-44 años".

No obstante, con todos los datos en la mano, parece que el pluriempleo tiene más que ver "con los bajos salarios y la pérdida de poder adquisitivo que con el tipo de contrato laboral, al menos en nuestro país", aclara la profesora. España no es el país europeo con más porcentaje de trabajadores a tiempo parcial. Un 13% de los trabajadores españoles trabaja a tiempo parcial frente a un 42% de los holandeses o un 29,6% de los alemanes. González sostiene que "en la Europa del bienestar (Países Nórdicos) el trabajo part-time es muy habitual porque son mercados de trabajo más dinámicos".

Además, Dueñas destaca que en cuanto al nivel de estudios, los datos muestran que el mayor porcentaje de pluriempleados tiene un nivel de estudios superiores, habiendo aumentado este porcentaje en más de dos puntos porcentuales entre 2018 y 2024. También entre ambos años se ha producido "una notable reducción (casi 3 puntos porcentuales) en el porcentaje de pluriempleados con niveles bajos de estudios". Este resultado indica que el pluriempleo no se puede relacionar en su totalidad con una situación laboral precaria ni que se lleva a cabo exclusivamente por cuestiones de necesidad económica.

Por su parte, Rafael Rabat, socio de Norz Patrimonia, explica que la inflación y el aumento de los costes de vida han influido en el incremento del pluriempleo. Según Rabat, la inflación reduce el valor real de los ingresos y aumenta el precio de los bienes y servicios, lo que provoca una pérdida de poder adquisitivo. Para mantener el mismo nivel de vida, es necesario aumentar los ingresos, y una manera de hacerlo es mediante el pluriempleo.

Y es que el poder adquisitivo de la población española lleva decayendo desde los años 2000, pero "en los últimos cinco años la cesta de la compra ha duplicado su coste por el efecto del incremento del IPC", advierte González. El resultado es que en realidad el trabajador español ha perdido entre un 3,9 y un 5,1% de salario desde el 2019. Todo más caro y salarios que no han evolucionado al mismo ritmo que el coste de la vida. Por ello, propone revisar el sistema impositivo actual para dar un desahogo a la población trabajadora. "La presión fiscal ha aumentado mucho en los últimos años y eso no ayuda a la economía familiar", añade. Y, el control de la inflación ha sido muy fuerte en la última legislatura, lo que es bueno para la economía pero no tan bueno para los salarios que se han enfriado, o mejor dicho, no han subido al mismo ritmo que los precios. En la medida de lo posible, y siempre de acuerdo con las organizaciones empresariales, hay también que "poner en marcha incrementos progresivos de salarios, pero insisto en que esto último debe hacerse negociando con todas las partes involucradas", afirma.

Igualmente, Rabat también señala que el uso de plataformas digitales facilita la multiplicidad de ingresos. "Si las personas no pueden aumentar sus ingresos y mantienen el mismo nivel de consumo, acabarán endeudándose". Para evitar problemas con la devolución de las deudas, será necesario recurrir al pluriempleo.

Los perfiles de los pluriempleados abarcan una amplia gama de situaciones. Desde empleados públicos que buscan complementar sus ingresos hasta trabajadores con salarios insuficientes que se ven obligados a aumentar su carga laboral para llegar a fin de mes. Esta diversidad refleja la complejidad del mercado laboral español, donde la precariedad se manifiesta de diferentes maneras.

En cuanto a la categoría ocupacional, según los datos se observa que uno de cada tres trabajadores con pluriempleo pertenece a la categoría de Profesionales, lo que indica que una alta proporción de estos trabajadores tiene un nivel educativo elevado y además ocupan puestos bien remunerados. Después de esta categoría, se encuentran los Trabajadores de los Servicios, seguidos por las Ocupaciones Elementales. Este hallazgo confirma lo presentado en el gráfico 5 sobre el nivel educativo de los trabajadores con múltiples empleos. Nuevamente, se destaca que "el mercado laboral español muestra un comportamiento dual entre aquellos con más de un empleo, diferenciándose en dos grupos claramente definidos por su nivel educativo, tipo de ocupación y, por ende, su salario", considera Dueñas. Es probable que estas dos poblaciones tengan razones muy diferentes para justificar su pluriempleo.

En relación con el sector de actividad (considerando solo las actividades del sector servicios, ya que es donde se concentra mayormente el pluriempleo), los datos evidencian que el mayor porcentaje se encuentra en las Actividades Sanitarias y de Servicios Sociales, seguido por la categoría de Otros Servicios y la de Educación. Las primeras y terceras categorías mencionadas anteriormente podrían corresponder a profesionales con alto nivel educativo y alta remuneración, mientras que la actividad de otros servicios estaría relacionada con Ocupaciones Elementales, con un nivel educativo medio o bajo y baja remuneración, corroborando así los resultados obtenidos anteriormente.

Aspecto positivo

Además, el pluriempleo ha crecido un 20% en los cuatro últimos años y, hay algunos expertos que lo valoran como un aspecto positivo.

Sílvia Balcells, directora general de Synergie en España, considera que el creciente interés de las empresas en contratar a trabajadores jóvenes capaces de participar en varios proyectos simultáneamente se debe a varias razones estratégicas y operativas clave. Según Balcells, los jóvenes pluriempleados están acostumbrados a manejar diversas responsabilidades al mismo tiempo, lo que les permite ajustarse rápidamente a las dinámicas y necesidades cambiantes del mercado. Esto resulta vital para las empresas que operan en entornos competitivos y marcados por las puntas de trabajo.

Además, Balcells destaca que, al formar parte de distintos proyectos a la vez, estos jóvenes desarrollan una amplia gama de habilidades y conocimientos en diferentes áreas, así como una óptima gestión del tiempo y priorización de tareas. Esta diversidad supone un gran valor para las empresas que buscan empleados versátiles y capaces de contribuir en múltiples frentes.

Balcells también señala que trabajar en diferentes empleos permite a los jóvenes adquirir una visión amplia, lo cual es beneficioso para las empresas que buscan enfoques innovadores y soluciones integrales a los problemas. Asimismo, la contratación de estos perfiles brinda a las empresas una mayor flexibilidad en la gestión de su fuerza laboral, ya que pueden ajustar fácilmente las horas de trabajo y los contratos según las necesidades del negocio sin incurrir en los compromisos a largo plazo asociados con la contratación de empleados a tiempo completo.

Economía sumergida

La estimación del peso de la economía sumergida en España es significativa, representando aproximadamente un 15,8% del PIB según un estudio del Parlamento Europeo.

Balcells también destaca en este punto que "aunque el pluriempleo en sí mismo no contribuye directamente a la economía sumergida, puede estar relacionado con ella en ciertos casos". Señala que algunas personas recurren a éste para complementar sus ingresos principales cuando estos son insuficientes para cubrir sus necesidades financieras. En tales situaciones, pueden optar por actividades informales para obtener ingresos adicionales.

En cuanto a las innovaciones o cambios en el mercado laboral que podrían reducir la necesidad de pluriempleo, Rabat sugirió que la medida más importante sería aumentar los salarios al mismo nivel que la inflación. Aunque esto impactaría en los beneficios empresariales a corto plazo, a medio plazo las empresas se beneficiarían de la estabilidad de la demanda. Otra estrategia sería compensar el aumento de los costes de bienes y servicios esenciales. Además, Rabat destacó la importancia de políticas que fomenten la capacidad de obtener mayores ingresos, como una mejor formación y el fomento del espíritu emprendedor.

A partir de la evolución y la tendencia que ha experimentado esta variable en los últimos años junto a la evolución esperada de la economía española, Dueñas cree que "es posible creer que el pluriempleo seguirá aumentando en España". En este sentido, "las autoridades económicas deben observar qué tipo de trabajadores son los que están aumentando el pluriempleo: aquellos que tienen una alta cualificación y son profesionales, o aquellos con un nivel de cualificación bajo y trabajan en ocupaciones elementales". La diferencia entre ambos grupos estriba en que en el segundo caso existe alta probabilidad de que el pluriempleo sea una salida a la precariedad laboral y salarial.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud