Empleo

Estas son las cuatro claves para llamar la atención de los reclutadores en un proceso de selección

  • El 27% de los españoles se plantea dejar su trabajo en 2022
  • RRHH dedica escasos segundos a revisar cada currículum
Es esencial que el currículum se ajuste a los requisitos del puesto. Foto: Dreamstime

La pandemia ha cambiado muchas cosas, incluida la forma de ver el trabajo y lo que se espera de él. El efecto de la "Gran Renuncia" en Estados Unidos empieza a dejarse sentir también en España. Según datos de InfoJobs, el 27% de los españoles se plantea dejar su puesto de trabajo este año. A la hora de abordar ese cambio profesional surgen numerosas incógnitas, muchas de ellas relacionadas con la puesta a punto del currículum. A continuación, un análisis de las claves para elaborar correctamente una carta de presentación que destaque entre el resto de candidatos.

CV adaptado a los requisitos del puesto

Es habitual pensar que el currículum debe ser un documento que exponga las aptitudes, experiencia y estudios de un candidato de manera genérica. Sin embargo, los reclutadores dedican escasos segundos a revisar los CV que reciben, por lo que es crucial que sean lo más sencillos y claros posibles, pero también que se ajusten a lo que están buscando.

En esencia, lo que expertos como Erica Thomas, reclutadora técnica en Palm Coast (Florida), recomiendan es modificar el currículum en función del puesto de trabajo que se solicita. Los cambios pueden ir desde reorganizar el apartado de experiencia para dar prioridad a ciertas funciones y tareas que se ajustan a los requisitos de la vacante en cuestión, hasta incluir partes del anuncio de empleo directamente en dicho documento para, a continuación, completar los puntos con tu experiencia en cada uno de ellos.

Demostrar un interés real por la empresa

Da igual si la entrevista tiene lugar porque el candidato ha enviado su currículum o ha sido la empresa la que ha contactado con él, en ambos casos la persona entrevistada tiene que demostrar un interés real por la empresa en cuestión, aseguran los reclutadores consultados por CNBC.

Basta con dedicar unos minutos a investigar los valores y objetivos de la empresa para elaborar una lista de preguntas que permitan al candidato hacerse una idea de cómo el puesto de trabajo al que opta encaja con ellos. Para los entrevistadores, esto es una muestra del compromiso real por incorporarse y trabajar en la empresa.

La apariencia importa

La pandemia y el teletrabajo desterraron las formalidades asociadas al trabajo. Los trajes y las oficinas dieron paso a los pantalones de chándal y las reuniones en casa con posibles interrupciones, por parte de los hijos o del repartidor de Amazon. No obstante, los miembros del departamento de Recursos Humanos de las empresas siguen esperando que el candidato cuide su aspecto tanto como si estuviera realizando la entrevista en persona. Es decir, esperan que vista de forma profesional y adecuada al puesto al que opta y que su entorno esté libre de distracciones.

El gran tabú: el salario

La cuestión del salario sigue siendo el gran tabú que muchos candidatos no se atreven a abordar por miedo a ser descartados. Por este motivo, es recomendable esperar a que sea el reclutador el que saque el tema.

Antes de llegar a ese punto, conviene haber realizado una investigación previa sobre el salario para ese tipo de puesto y el sector. La información se puede buscar en sitios como Glassdoor y Payscale, aunque la mejor opción siempre será preguntar a la red de contactos sobre su salario actual. Llegar a un acuerdo sobre el posible sueldo en las primeras fases del proceso de selección es una forma de que éste avance más rápido y no suponga una pérdida de tiempo para ninguna de las partes.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin