Elecciones 26M

Pablo Iglesias reconoce que el batacazo de Podemos complica las cosas con Sánchez pero no descarta un pacto de Gobierno

  • "Los resultados han sido malos y toca dar la cara y hacer autocrítica"
  • "Mi cargo está siempre a disposición de los inscritos" en el partido
  • Avisa a Sánchez para que no intente la investidura con abstención de PP y Cs

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha convocado a los medios este lunes en la ha sido su primera aparición pública tras conocerse los malos resultados cosechados por su formación en las elecciones municipales y autonómicas celebradas este domingo. Ha aprovechado para reconocer la debacle morada pero sigue no descarta ganarse un hueco en un Gobierno del PSOE, aunque reconoce que la situación se complica.

Tras reconocer el batacazo, Iglesias ha anunciado un Consejo Ciudadano estatal para las próximas semanas y ha asegurado que a pesar de la disminución del apoyo "no nos rendimos" y que trabajarán para ayudar a conformar nuevos gobiernos que incentiven los derechos sociales haciendo uso en Comunidades y municipios de su "enorme peso estratégico".

"La imagen de división que ha dado la izquierda es algo que ha contribuido a que, por desgracia, la derecha mantenga la Comunidad y recupere el Ayuntamiento", ha dicho el líder de Podemos, que cree que la autocrítica también tiene que ser por parte de los "aliados" tras recibir críticas por dividir el apoyo entre Carmena yCarlos Sánchez-Mato (Madrid En Pie) en el último momento.

El cargo, a disposición de los inscritos

Sobre una posible dimisión, Iglesias ha dicho que su cargo está siempre a merced de los inscritos pero ha señalado los 3.700.000 votos que mantiene su formación. En este sentido, Iglesias ha reconocido que "no vamos a pedir nada que no nos corresponda", un argumento que puede chocar con la idea de obtener algún Ministerio, que, sin embargo, no ha descartado por mucho que los ánimos en el partido no vayan al compás: "Somos conscientes de las fuerzas que tenemos y no vamos a poder pedir muchos elementos que nos gustaría llevar a la práctica", ha concluido.

La de Iglesias era una de las comparecencias más esperadas a pesar de haber perdido gran parte del peso cosechado en 2015. Precisamente su continuidad en el cargo de secretario general ya se vio cuestionada incluso antes de las generales. 

Los datos que deja el 26-M para el partido no favorecen las exigencias de cara a una negociación para un gobierno de coalición

Con el Gobierno del país pendiente de negociarse, Iglesias busca hueco en algún ministerio a cambio del apoyo a Sánchez ante una investidura en la que también puede haber sorpresas. Sin embargo, el batacazo de Podemos el 26-M podría alejar el pacto de Gobierno, a falta de un pronunciamiento en este sentido del líder del PSOE.

"Si nos entendemos, nos irá mejor", ha dicho Iglesias más tarde en Al Rojo Vivo, de La Sexta, en un mensaje abierto al PSOE en el que ha criticado que puedan intentar sacar adelante la investidura de Sánchez pidiendo la abstención de PP y Cs. "Eso al votante del PSOE no le gusta".

Lo cierto es que los datos que deja el 26-M para el partido no favorecen las exigencias de cara a una negociación para un gobierno de coalición. Podemos ha perdido más de un millón de votos (1.124.542 votos) en las 12 comunidades que el domingo celebraron elecciones autonómicas, lo que se traduce en 664.000 apoyos menos en estas regiones y 41 diputados, 64 menos de los 105 parlamentarios regionales que tenían. Además, han perdido toda representación en los parlamentos de Cantabria y Castilla La Mancha.

Especial Elecciones 26-M.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud